Reclamos sindicales y viejas metodologias empresarias

Petroleros y UOCRA llegan a un acuerdo

El delegado sindical de UOCRA Godoy salio a defender su territoriedad. Los petroleros marcaron la cancha y reclamaron el encuadre sindical. Se analiza una salida consensuada.
lunes, 13 de enero de 2020 · 16:48

Desde que dejó el Senado de la Nación, Guillermo Pereyra comenzó a recuperar el territorio que por alguna razón quedó en un gris dentro del mapa sindical de la cuenca neuquina. La semana pasada avanzó en un reclamo por encuadramiento sindical en Rincón de los Sauces.

Si bien el reclamo tomó estado público por una denuncia mediática que realizó el "Rancho" Godoy de la UOCRA, el líder petrolero acordó con la UOCRA respetar el espíritu de la ley de Asociaciones Sindicales.

Históricamente los trabajadores del petróleo pertenecieron a SUPE. Cuando se privatizaron las áreas comenzó el auge del sindicato petrolero privado y, consecuentemente, la lucha por el encuadramiento sindical de los trabajadores. Las provincias patagónicas fueron testigos de largos conflictos entre trabajadores de la construcción, camioneros y petroleros.

En el fragor de la lucha, “Pereyra siempre cedió” confío un importante representante sindical de la provincia. El sindicato siempre priorizó la negociación por sobre la lucha descarnada de las organizaciones sindicales. El potencial conflicto que se instaló en Rincón de los Sauces entre Celeste Urrutia y el Rancho Godoy representa “el reclamo por el correcto encuadre sindical y no por un conflicto entre los gremios” comentó a este medio el referente sindical que pidio quedar en el anonimato.

Según la ley de Asociaciones Sindicales, “la actividad específica de la empresa es un elemento fundamental para resolver la representación”. Es decir, si la actividad es construcción, los trabajadores deberían estar bajo el convenio UOCRA.

Pero, por otro lado, la misma legislación estima que “es de vital importancia el ámbito de representación de la asociación sindical aprobado por la resolución administrativa oportunamente emitida”. Si la actividad que realiza la empresa en un campo petrolero tiene continuidad, el encuadramiento gremial no tiene dudas, corresponde al sindicato petrolero.

El reclamo radica en que la contratista de YPF realiza tareas con personal que tiene continuidad, por lo que debería encuadrarse bajo el convenio petrolero y no de la UOCRA como lo viene haciendo. Para los petroleros esta metodología que aplican las contratistas disminuye los costos de operación, beneficia a la operadora, perjudica económicamente a los trabajadores y diversifica la base de las asociaciones gremiales.

Para Guillermo Pereyra esta forma de implementar y administrar el contrato tiene que contar con la anuencia de la operadora y por ese motivo, salió a denunciar a la empresa la semana pasada sin entrar en conflicto con la UOCRA.

Si bien la reunión se realizó el viernes pasado en la delegación de Trabajo, desde los ámbitos administrativos comentaron que Petroleros acordaría una salida ordenada con la UOCRA. La idea que se analizó es que “las actuales tareas continúen bajo el gremio de la construcción hasta el inicio de nuevas obras o tareas que YPF encomiende nuevamente a la contratista”, sin que este "permiso" genere derecho alguno a las operadoras ni al gremio de la construcción.

Comentarios