ENERGIA ELECTRICA

Convenios para planificar con una base seria

Una serie de convenvios entre el EPEN y la Cooperariva Calf permiten normalizar legalmente la distribución.
viernes, 13 de noviembre de 2020 · 13:51

La Cooperativa Calf y el Ente Provincial de Energía del Neuquén firmaron este jueves una serie de acuerdos por los cuales el organismo provincial transfirió a la Cooperativa diversos activos e instalaciones que permitirán optimizar la prestación del servicio eléctrico en la ciudad de Neuquén.

El acto que se llevó a cabo en el Salón Socios Fundadores de Calf contó con la presencia de Carlos Ciapponi, Dario Lucca y Carlos Saita por parte de la Cooperativa y Raúl Barahona y Mario Chiappe por parte del EPEN.

Toda la ingeniería legal desarrollada en los cinco documentos que se firmaron persigue dos importantes objetivos en materia de ordenamiento urbano. Por un lado, normalizar técnica y legalmente la distribución de la energía eléctrica en la capital neuquina; y por otro, estudiar los pedidos de factibilidad que demandan los proyectos industriales, sanitarios, social y/o residenciales de la ciudad.

La estadística confirma que en los últimos años se debieron dar de alta a más de 2.500 nuevos usuarios en la capital neuquina. Este crecimiento demográfico está obligando a los distintos organismos a planificar los servicios esenciales y gestionar los recursos financieros y/o económicos.

En este contexto y con el objetivo de avanzar en forma ordenada fue importante realizar la transferencia de activos e instalaciones a la Cooperativa para la operación total del sistema de distribución de la ciudad y su planificación energética.

Los acuerdos y convenios

El primer acuerdo corresponde a la transferencia de la Estación Transformadora Argentina. Con este acto, se cierra un proceso administrativo que se inició en el año 2014 cuando el EPEN, la municipalidad de Neuquén y la Cooperativa Calf suscribieron un acta acuerdo para la construcción de dicha estación transformadora.

Por ese entonces, la cooperativa aportó equipamiento para la obra; y años más tarde, se hizo cargo del uso, operación y mantenimiento de acuerdo con el contrato de Concesión del Servicio que mantiene con la Municipalidad de Neuquén.

El segundo convenio firmado por ambos organismos corresponde al Transporte de potencia y energía que demanda la interconexión entre la Estación Transformadora Gran Neuquén y la Estación Transformadora Parque Industrial.

El tercero pertenece a la firma del Comodato por la línea de 33 Kv por la cual el EPEN abastece de energía a la empresa TRANSENER ubicada sobre la ruta nacional 22. Cabe señalar que el abastecimiento que el ente provincial realiza a la empresa nacional está en contravención con lo establecido en el contrato de concesión.

En este sentido, ambos organismos coincidieron en la necesidad de regularizar la situación previendo que en la zona está proyectado el Hospital Escuela del Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa y un importante loteo residencial.

El cuarto convenio establece los puntos de conexión, límites de propiedad y responsabilidad sobre las operaciones, modalidades de operación y mantenimiento de equipos de la Estación Transformadora Valentina Norte (Nva)

El último documento firmado entre Calf y el EPEN correspondió a la “Adenda” del Convenio de Conexión de la Estación Transformadora Gran Neuquén y Parque Industrial Neuquén.

Al ingresar en servicio la Estación Transformadora Nueva Esperanza en la zona Oeste de la ciudad se generó la necesidad de repotenciar la Estación Transformadora Gran Neuquén desde la cual toma la energía. Para ello la Cooperativa debió adquirir un nuevo transformador de 30 MVA que previamente fue instalado y ayer se regularizó administrativamente firmando la adenda del convenio de conexión.

Si bien estos convenios tienen la intención de regularizar administrativamente la distribución de la energía en la capital neuquina y posibilitar a la Cooperativa llegar con el suministro a los distintos emprendimientos de la zona Oeste y Este de la ciudad; lo concreto es que esta ingeniería legal permite a Calf iniciar las gestiones económicas y financieras ante los diferentes organismos para desarrollar la infraestructura básica necesaria de las futuras demandas energéticas.

Solo para tener una idea, la construcción de las líneas domiciliarias en la zona Oeste demandará una inversión del orden de los U$D 3 millones beneficiando a más de 9.000 nuevos usuarios.

Comentarios