Análisis de Rystad Energy

“La producción debe detenerse”

La consultora publicó "los escenarios e impacto en los mercados mundiales de la energía". Analiza las estrategias que lleva adelante las distintas naciones para contrarrestar el COVID-19. Evalúa que la desaceleración de la propagación demandará entre 6 y 12 meses con fuerte impacto en la industria energética. Recomienda detener la producción.
lunes, 30 de marzo de 2020 · 12:11

La consultora internacional Rystad Energy difundió recientemente el segundo trabajo sobre “Los escenarios e impacto en los mercados mundiales de la energía – COVID-19”.

El trabajo recoge datos de los países del hemisferio norte a partir de las estrategias que llevaron adelante los gobiernos. Analiza la caída de la demanda, la tasa de congestión entre el 2 y 17 de marzo en 18 ciudades estimando los distintos consumos de combustibles.

Rystad Energy monitoreó la propagación y el impacto del virus en España, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania entre otros países para elaborar un informe de 42 páginas sobre el impacto que tendrá la pandemia en la demanda de petróleo y los escenarios futuros del esquisto bituminoso de las cuencas norteamericanas.

La investigación trabajó sobre dos escenarios. El primero denominado “Prevención Efectiva” bajo el supuesto de medidas drásticas de distanciamiento social que imponen los gobiernos; y el segundo escenario llamado “Administración del Virus” que centra su objetivo en controlar la tasa de infección para evitar sobrecargar la capacidad de los cuidados intensivos en esos paises.

En ambos casos, el informe estima que la desaceleración de la propagación del virus requerirá de 6 a 12 meses como mínimo y solo "el desarrollo inmediato de una vacuna eficaz podría reducir este plazo".

Para la estrategia llamada “Prevención Efectiva” la demanda mundial podría contraerse en más de 11 millones de barriles por día, el combustible para aviones en 2 millones de bpd y el de carreteras en 5 millones de bpd. Mientras que para el escenario de “Administración del Virus” la demanda mundial podría disminuir en 10 millones de bpd. La diferencia entre la primera (de 6 meses) y segunda (12 meses) es el tiempo de recuperación de la demanda. Rystad Energy revisó las perspectivas determinando que “el menor precio de petróleo en el primer semestre de 2020 retrasará los fondos de capital regresando a los niveles de 2016”.

En un escenario de U$D 40 por barril, la consultora estima que la inversión se desplomará en U$D 54 mil millones. En cambio, si el precio promedio del petróleo Brent se ubica en los U$D 30 la inversión en las compañías de exploración y producción no existirá.

En otras palabras, si el precio actual del petróleo persiste con valores inferiores a los U$D 40 el barril existe el riesgo que la industria de esquisto norteamericano desaparezca, algo que los aliados de la controvertida OPEP vienen evaluando.

En este sentido, el trabajo considera que “el impacto real en los precios del petróleo estará determinado por la capacidad de almacenamiento global, ya que la reciente inundación de petróleo de Arabia Saudita se multiplicará por el próximo tsunami de destrucción de la demanda…." Y sugiere especificamente que “la producción debe detenerse cuando los precios del petróleo caen por debajo del costo marginal de producción de un campo”

El siguiente gráfico elaborado por la consultora muestra la perspectiva para la producción de los Estados Unidos bajo diversos escenarios. Expone la producción base y la proyección de la producción incremental con valores de U$D 50, U$D 40, U$D 30 y U$D 20 el barril.

De forma sencilla se aprecia cuan sensibles son las inversiones de esquisto bituminoso ante las fluctuaciones de los precios del petróleo; y la necesidad de diseñar estrategias que favorezcan el incremento de la demanda sobre la producción. 

En este sentido, economistas y empresarios de todo el mundo están considerando que esta pandemia viene a instalar un nuevo orden mundial. Argentina no escapa a este escenario. Deberá analizar -mientras se prolongue estos escenarios- si es más rentable importar petróleo que extraer a pérdida o fortalecer la producción de gas incentivando la exportación a países limítrofes con al infraestructura actual. Una decisión que no está en la agenda de ningun funcionario.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios