Economía y petróleo

Brasil, México y Rusia corren con ventaja

La Consultora Rystad Energy realizó un estudio sobre el ahorro en los costos operativos en los países exportadores y el impacto de la depreciación de las monedas locales. Un análisis que evidencia una ventaja competitiva en época de crisis
sábado, 18 de abril de 2020 · 12:30

“Las monedas mundiales se han depreciado frente al dólar estadounidense”, afirmó el estudio publicado recientemente. “Como la mayoría de los gastos de exploración se realizan en moneda local” se observa que “los costos de extracción por barril de petróleo equivalente podrían caer significativamente”.

En la tabla se observa que Brasil se beneficiaría con un ahorro del orden de los U$D 2,30 por barril sobre un costo promedio de U$D 14,7; seguido por México con un ahorro de U$D 1,8, Rusia con un U$D 1,00 por barril y más lejos de Noruega, Reino Unido, Canadá y Australia.

El análisis toma la producción total de cada país realizando una estimación del ahorro del gasto operativo. En términos anuales y n función de la producción total; Rusia sería el país con mayor beneficio bajo este estudio seguido de Brasil, México, Canadá, Noruega, Reino Unido y Australia estimó el informe reciente de Rystad Energy.

“La depreciación de la moneda podría tener un efecto mixto en los proyectos de petróleo y gas. Por un lado, los campos en desarrollo pueden enfrentar mayores costos ya que la mayoría de los contratos involucrados son otorgados en dólares estadounidenses. Por otro lado, los campos que ya producen podrán beneficiarse de la depreciación de los tipos de cambio, ya que los costos de operación son pagados principalmente en moneda local” comentó Sara Sottilotta, analista de la consultora internacional.

“Brasil, México y Rusia están preparados para beneficiarse al máximo de la depreciación de sus monedas locales” con una estimación de la caída del gasto operativo entre el 13 y 17% menciona el informe. Por otro lado, Reino Unido, Canadá, Australia y Noruega “también podrían realizar un ahorro potencial entre el 3 y el 9%” estiman desde la empresa de investigación de energía y negocios a nivel internacional.

“Es poco probable que se genere el mismo nivel de mejora en la productividad como se vio en la recesión de 2014 a 2016” detalló Rystad Energy en la publicación. “Este descenso” -referido a la baja del precio internacional del barril- está obligando a las compañías a incorporar escenarios de corto y mediano plazo, implementar una estricta política de control de costos y ajustar sus procedimientos operativos en función de la demanda global.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios