Pandemia laboral

Obras energéticas: exceptuadas

El Jefe de Gabine amplió el listado de actividades escenciales. La decisión tiene impacto en las obras de las provincias patagónicas. Es una señal a las empresas y los gremios.
martes, 7 de abril de 2020 · 11:07

Luego del impacto de que causo la noticia de la “pandemia laboral” el gobierno nacional flexibilizó aún mas la cuarentena por el coronavirus.

Con fecha del lunes 6 de abril se publicó en el Boletín Oficial la Decisión Administrativa 468/2020 por la cual se “amplia el listado de actividades y servicios esenciales en la emergencia: obra privada de infraestructura energética”.

Dentro de los considerandos se establece que “la realidad de la implementación del aislamiento, social, preventivo y obligatorio ha demostrado la necesidad de incorporar entre las actividades y servicios esenciales referidos a la obra privada de infraestructura energética”.

Esta decisión impacta positivamente en las provincias patagónicas donde se debieron paralizar todas las obras en ejecución espetando el DNU 297/20 que impuso el Aaislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio.

La nueva normativa establece que todos los trabajadores deberán tramitar el “Certificado Único Habilitante para circular” y las empresas deberán cumplir con las “condiciones de higiene y seguridad establecidas por el Ministerio de Salud” para preservar la salud de los trabajadores.

El gobierno avanzó con la “flexibilización” posibilitando que obras como las dos represas de Santa Cruz, la construcción de los parques eólicos en Neuquén y Chubut, la construcción de granjas solares, las ampliaciones de las centrales electricas y las obras de infraestructura en yacimientos puedan iniciar durante esta semana las diferentes tareas. La normativa es amplia y deja abierta la posibilidad que las empresas de distribución y transporte de energía tambien puedan comenzar la ejecución de tareas que fueron suspendidas. 

Con esta medida se intentará por un lado, minimizar el impacto económico y financiero que se les genera a las contratistas; y por otro establecer escenarios “flexibles” para reactivar las economías locales.

 

 

Comentarios