COMBUSTIBLES

Aumento a las naftas: Mercado racional o mercado regulado

La desconfianza de los mercados internacionales, los mensajes de racionalidad de Guzmán, la intención de Fernández en un año electoral y las acciones de las petroleras ponen en evidencia la falta de rumbo de la actual gestión.
miércoles, 10 de marzo de 2021 · 12:44

Mientras el Ministro de Economía, Martín Guzmán, intentó llevar tranquilidad a los mercados luego que el riesgo país superó los 1600 puntos, en forma paralela el presidente Alberto Fernández comentaba la intención de modificar el sistema de aumento de los combustibles.

Si bien durante el primer bimestre del año no hubo emisión monetaria y el Banco Central acumuló reservas, los temores de un nuevo default se hacen sentir en los mercados.  Las bolsas de todo el mundo registraron ayer importantes alzas y los bonos argentinos terminaron en los mínimos históricos.

En este contexto, el acuerdo por el incremento de las naftas se vuelve esencial para la actual gestión de gobierno. Este viernes los surtidores volverán a actualizarse en todo el país y como dicen las refinadoras, no es por el aumento del crudo ni del dólar sino de los impuestos internos que terminan beneficiando al propio gobierno.

El aumento previsto será del orden de los $ 2 por litro de nafta y $1,25 por litro de gasoil. Es decir que llenar con nafta Premium un tanque de 50 litros en la ciudad de Buenos Aires pasará a costar $ 4.385 y en zona patagónica estará en el orden de los $ 3.800.

El retraso que tienen los combustibles sobre los incrementos del dólar y el barril de petróleo fue materia de análisis en las reuniones que mantuvieron en reserva las petroleras y refinadoras. Según Santiago Spaltro del Cronista Comercial, las últimas semanas las petroleras suscribieron contratos de comercialización del crudo con un precio congelado por hasta tres meses, con el compromiso que en mayo se implemente un sendero de aumentos de precios que impactará en los combustibles.

De acuerdo con la información publicada, de las reuniones participaron representantes de Vista Oil & Gas, Tecpetrol, Pluspetrol y Sinopec, y las refinadoras Raizen (Shell) y Trasfigura (Puma Energy), mientras que YPF y PAE participaron en forma secundaria al ser integradas.  

La idea que persigue esta medida es no tensar la relación comercial entre el upstream y el dowstream, trasladando los respectivos aumentos en forma escalonada al surtidor. Lo llamativo es que estos acuerdos se realizaron en el ámbito privado, sin la intervención del gobierno y días antes que Alberto Fernández manifestara la intención de modificar el sistema de aumentos.

En síntesis, la movida del sector se deberá tomar como un mensaje al gobierno central; y la declaración de Alberto Fernández de modificar el sistema de aumentos como una respuesta a esa movida.

En un mundo donde las acciones pasaron a tener mayor valor que las palabras y las palabras dejaron de tener contenido por falta de acciones, el empresariado puso en evidencia la preocupación del manejo discrecional que puede tener la administración central sobre la industria petrolera.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios