¿MERCADO REGIONAL?

Señales e indicadores en el tablero de Vaca Muerta

La gestión de Alberto Fernández dio señales políticas, Jair Bolsonaro confirmó el interés por el gas de Vaca Muerta y Guillermo Pereyra envió mensajes tranquilizadores a empresarios y gobiernos. El desafío se centra en los indicadores macroeconómicos
sábado, 21 de agosto de 2021 · 13:33

La semana terminó con algunas señales que, motivadas o no por la campaña electoral de medio término, se presentan como alentadoras para el desarrollo de Vaca Muerta y de la industria petrolera en general.

Lo lógico es mirar más allá del muro imaginario que impone la actual realidad nacional y repasar los valores del crudo en el mercado internacional. Para los analistas y consultores, que semanalmente monitorean los precios del crudo, consideraron que “por un tiempo el crudo se mantendrá en la franja de los 60/70 dólares el barril”.

Esta valoración tiene justificación en la abrupta caída que mostró el mercado durante esta semana. El viernes 13 de agosto los contratos a futuro cerraron a U$S 70,5 el barril mientras que el viernes 20, el Brent abrió a U$D 66,54 y cerró a 65,18 para los contratos de octubre, registrando una caída del orden del 5% en una semana.

Para los medios especializados estas variaciones del crudo responden a los riesgos que se vislumbran por la cuarta ola de contagios en diferentes países del hemisferio Norte. Desde hace varias semanas China debió implementar medidas de aislamiento mientras que Estados Unidos reforzar los incentivos de vacunación para sus ciudadanos. Esta semana, la noticia que Alemania confirmó la cuarta ola de contagios derivó en la confirmación que las principales economías se verán amesetadas. Este potencial escenario frena la demanda y los pronósticos de crecimiento para los próximos meses.

En este contexto mundial, Argentina busca implementar una nueva ley de Inversiones Petroleras que, según como se gestione, podría impactar en el futuro de Vaca Muerta y de los países vecinos.

Según algunos medios especializados, el Gobierno Nacional consiguió en estos meses conciliar con los futuros inversores el proyecto de Ley de Inversiones Petroleras. Lo llamativo es que esta señal se da en un contexto electoral, donde cada provincia petrolera deberá no solo adherir a la nueva ley sino resignar por 20 años el régimen tributario provincial.

Otro dato que juega fuerte en el plano regional son las próximas elecciones del Sindicato de Petróleo y Gas de La Pampa, Río Negro y Neuquén. El alejamiento del líder sindical Guillermo Pereyra a partir del próximo 12 de diciembre deja un fuerte interrogante en los núcleos más reservados de las empresas petroleras de la cuenca Neuquina.

En este sentido, Pereyra no tardó en enviar un mensaje tranquilizador a empresarios y representantes de gobiernos que vislumbran una conflictiva adaptación. “No me retiro de lo político” dijo hace apenas 10 días en los medios regionales, para entender que seguirá participando de la mirada política que el partido provincial intenta darle a Vaca Muerta.

Otra noticia que impactó fuerte fue la confirmación del interés de Brasil por el gas de Vaca Muerta. Este viernes el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, escribió en su cuenta de Twitter “estamos en negociaciones con Argentina. Gas de Vaca Muerta. Saldrá algún día porque no es fácil empezar a importar gas, crear, construir ductos”.

Las declaraciones de Bolsonaro confirmaron que continúan las conversaciones con el país vecino y son una señal política dentro del actual marco regional. Aun así, el desafío para ambos países está centrado en las inversiones que requerirá el proyecto para desarrollar la infraestructura de transporte. Un mensaje que parece estar alineado con la necesidad de impulsar el proyecto de ley de Inversiones Petroleras de la actual gestión.

Pero, no todo en el mundo de los negocios las señales políticas son lo que cuenta. Para la administración de Alberto Fernández, los indicadores macroeconómicos siguen dando negativo. El dólar libre viene incrementándose en forma paulatina producto de la intervención del Banco Central. Este viernes cerró $ 182 y el riesgo país llegó a superar los 1600 puntos en la semana para ubicarse en los 1599. Algo alto para imaginar que vendrán inversiones genuinas.

En este nuevo escenario, donde los grandes proyectos petroleros mundiales se frenaron por la falta de una demanda sostenida, el desafió regional debería estar centrado en achicar la brecha entre “las señales políticas y los indicadores macroeconómicos” para dar sustentabilidad a los proyectos de ambos países.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios