HABRIA SIETE ESTAFADORES

Secuestros virtuales: investigan conexión de bandas de Buenos Aires en Bariloche

Las extorsiones de secuestradores “virtuales” ocurridas en Bariloche este año podrían tener vinculación con otros hechos similares ocurridos en San Martín de los Andes y con las células descubiertas por la Policía Federal en Buenos Aires.
lunes, 19 de mayo de 2014 · 11:12
Bariloche.- La Comisaría 2º de la Policía de Río Negro presentó ante la Fiscalía de la Justicia provincial 4 denuncias por "secuestros virtuales” ocurridos en Bariloche en lo que va del año.La semana pasada fueron detenidos por la División Antisecuestros de la Policía Federal siete presuntos estafadores -cuatro hombres y tres mujeres integrantes de una comunidad gitana-, acusados de haber protagonizado al menos 20 secuestros virtuales en tres meses. 
Tal como ocurrió en Bariloche, las víctimas engañadas fueron contactadas por teléfono durante la madrugada y llegaron a pagar grandes sumas de dinero. En los casos descubiertos en la capital del país, los montos van de 30.000 pesos a 10.000 dólares además de joyas.
En Bariloche, en el último caso ocurrido los primeros días de mayo, una mujer mayor denunció haber pagado 10.000 dólares y 14.000 pesos. A este se suman otros 3, en los que dieron de 15.000 a 20.000 pesos, cada uno.Según pudo averiguar B2000, los hechos de esta ciudad tendrían vinculación también con otros ocurridos en San Martín de los Andes, en la provincia de Neuquén.
Todos tienen como denominador común la hora, la edad de las personas, la extorsión telefónica y la metodología de pago dejando el dinero en bolsas en algún punto determinado.El diario La Nación en su edición de hoy lunes informa que los detenidos en Buenos Aires pertenecen a distintas "células” en las que se representaban roles determinados para concretar el engaño. 
Uno de los papeles principales era para el del "extorsionador”, encargado de engañar a las víctimas que recibían el llamado telefónico. Como complemento, otros de los detenidos desplegaba la actuación de "llorón” o "llorona” que simulaban ser los secuestrados.
Como parte de la estrategia, luego participaba un "guía” que indicaba a los "cobradores” a dónde tenían que ir a buscar el botín del secuestro "virtual”.La investigación de la Policía Federal se inició en el mes de noviembre de 2013 por pedido de la fiscalía descentralizada de La Boca, a cargo de Susana Calleja, después de un secuestro virtual en el que no se llegó a pagar el rescate.
"En esa causa, hubo elementos de prueba que permitieron avanzar en la investigación de casos de secuestros virtuales. Durante tres meses, analizamos numerosas llamadas telefónicas que nos condujeron a los sospechosos", sostiene una fuente calificada del caso en la nota que firma el periodista Gabriel Di Nicola.
Según afirmó Berni en la conferencia de prensa de la semana pasada, las víctimas eran elegidas al azar pero, en general, se buscaban personas mayores. Las células actuaban todos los días, a partir de las 2 y hasta las 6 de la madrugada, salvo los fines de semana, que lo hacían hasta las 8.
En ese momento crítico del día, los delincuentes realizaban las llamadas "con mucho realismo y con mucha violencia”.
"La hora elegida para este tipo de estafas no es casual. Es un momento donde las potenciales víctimas descansan y una llamada telefónica los toma por sorpresa, con dificultad para detectar el timo. Hubo secuestros virtuales en Recoleta, Palermo, Caballito, Villa Urquiza, Chacarita y Flores.
Lo primero que escuchaba la persona cuando atendía la llamada era el llanto de una persona. Después entraba en acción el extorsionador, que le decía que si no quería que le pasara algo malo a su ser querido tenía que pagar un rescate”, explicó al diario de tirada nacional un investigador de estos secuestros virtuales.
Si la persona caía en el engaño, el siguiente paso era acordar el monto del rescate y el lugar del pago. 
"Por lo general, los delincuentes elegían como lugar de cobro la esquina de la casa de la víctima. Hubo casos donde, como los damnificados vivían en un edificio, el botín fue arrojado desde el balcón”, informó el medio.
Este sistema de extorsión es similar al aplicado en Bariloche, donde en lo que va del año tuvo éxito al menos en 4 casos y fue frustrado en otros 4.Desde las fuerzas de seguridad recomiendan a la población que, en caso de atender el teléfono y ser víctima de un intento de esta naturaleza, cuelguen de inmediato, que no esuchen a los supuestos secuestradores y se comuniquen con sus familiares y la policía al 911.


Once vehículos flamantes
El dinero de los secuestros virtuales habría sido utilizado para comprar vehículos de alta gama. Durante los allanamientos realizados, los detectives de la División Antisecuestros de la Policía Federal secuestraron 11 vehículos 0KM, entre los que se encontraban cuatro camionetas 4x4, un BMW, un Mercedes-Benz, un Volkswagen Vento y un VW Bora.
"Además, algunos de los detenidos se jugaban el dinero en los casinos de Puerto Madero y de Rosario. También les gustaba apostar fuerte a la quiniela. Uno de los sospechosos llegó a apostar 1300 pesos en un día en la lotería oficial”, agregó un investigador que participó de las detenciones.
En los próximos días, el juez de instrucción porteño Ricardo Frías, a cargo de la causa, definirá la situación procesal de los imputados. Los siete sospechosos están acusados del delito de extorsión, que contempla una pena de entre cinco y diez años de prisión.

Comentarios