SANTA ROSA

La policía pampeana descubrió un fraude con títulos

Descubrió que 17 inscriptos como aspirantes a agentes de calle para ingresar este año a esa fuerza de seguridad habían falsificado su documentación
viernes, 9 de mayo de 2014 · 16:50

Santa Rosa.- La Policía descubrió que 17 inscriptos como aspirantes a agentes de calle para ingresar este año a esa fuerza de seguridad habían falsificado su documentación, presentando certificados analíticos de títulos secundarios "truchos".
Por el caso fueron allanados dos domicilios y quedaron implicadas dos personas, padre e hijo -que está dentro de los ex militares-, en la falsificación de los documentos públicos.
El dato más llamativo fue que esos 17 anotados en la institución son ex soldados voluntarios del Ejército y el sospechado de imprimir los títulos apócrifos, un ex integrante del Servicio Penitenciario Federal.
El hecho fue descubierto durante los trámites que se hacen para el concurso que realizan los postulantes para incorporarse como agentes de calle en la Policía durante 2014. Este año, hubo unos 500 anotados para unas 150 vacantes que abrieron.
Cuando se estaba realizando la selección, que consta de exámenes físicos, psicológicos y escritos, las autoridades del Instituto Superior Policial se dieron cuenta que había falencias en los certificados analíticos de la escuela secundaria que habían presentado los aspirantes como documentación obligatoria.
Ahí se dieron cuenta de que los certificados de 17 anotados, todos ellos ex soldados voluntarios del Ejército Argentino, tenían el mismo folio de inscripción ante las autoridades educativas. 
El caso lo tomó la Brigada de Investigaciones de Santa Rosa que abrió así una pesquisa para determinar los posibles delitos de falsificación de documento público y estafa y a sus autores. Fue así que la investigación llevó a dar con los señalados de haber impreso la documentación apócrifa. Dieron así con el padre de uno de los aspirantes y su hijo, también ex soldado voluntario.
Los integrantes de la Brigada realizaron dos allanamientos, uno en una vivienda de la calle Tomás Mason al 900 y otro en Toay, donde secuestraron computadoras y papelería. El hombre pertenecía al Servicio Penitenciario Federal.
De acuerdo a los datos suministrados por los investigadores, se supone que los implicados habrían vendido la documentación a los aspirantes, que tenían algún grado de conocimiento ya que habían servido todo ellos en el Ejército.
Las autoridades consultadas no se explican cómo hicieron en su momento para poder ingresar a servir en las Fuerzas Armadas sin un título secundario y no ser descubiertos.

 

 

Fuente:laarena

Valorar noticia

Comentarios