REGIONALES

Fingió robo en el local de su empleador

La comerciante indicó que un hombre había ingresado al local comercial de calle San Martín al 535 y bajo amenazas se había apoderado de 50.700 pesos y tres teléfonos celulares.
martes, 4 de agosto de 2015 · 10:44

Neuquén.- La empleada de un comercio del rubro amoblamientos, fue demorada ayer (03/08) por la tarde, luego que denunciara falsamente un robo.

El engaño de la mujer, que pretendía apropiarse de la recaudación, fue descubierto por pesquisas del Departamento Delitos Contra la Propiedad y Leyes Especiales.

Minutos después del mediodía, la comerciante de 27 años de edad, indicó que un hombre había ingresado al local comercial de calle San Martín al 535 y bajo amenazas se había apoderado de 50.700 pesos y tres teléfonos celulares.

Ante la presencia de personal policial de la Comisaría Primera, la joven empleada relató lo presuntamente sucedido y hasta brindó una descripción física del supuesto delincuente.

Más tarde, efectivos del Departamento Delitos Contra la Propiedad y Leyes Especiales se presentaron en el lugar, para realizar una segunda entrevista a la, hasta ese momento víctima del robo, y comenzar con las pericias.

Los investigadores, le consultaron a la mujer por el sistema de cámaras del local y al revisarlas notaron que una de ellas, la que apunta hacia la zona de atención a los clientes, estaba orientada en dirección al techo, situación que llamó la atención de los efectivos. Pese a la anomalía, la empleada indicó que el presunto delincuente no había manipulado las cámaras.

Las irregularidades en el relato de la joven, pusieron en alerta a los pesquisas, que decidieron comunicarse directamente con el propietario del comercio, que se encontraba en la ciudad de Bahía Blanca.

El hombre, informó a los efectivos que el depósito de dinero debía hacerlo la empleada el viernes pasado, pero que eso no había sucedido y que no era la primera vez que las cámaras eran manipuladas.

El aporte del propietario del negocio, alentó a los pesquisas a realizar otra inspección en el local, con el objetivo de hallar nuevos indicios.

Acompañados por la supuesta víctima del robo, los investigadores recorrieron el comercio, al tiempo que realizaban consultas a la mujer.Al llegar a un sector de sillones, los nervios delataron a la mujer, quien se mostró ofuscada ante las preguntas de los efectivos e intentó abandonar el lugar.

Allí, y a través de un palpado sobre uno de los sillones, los pesquisas dieron con un paquete en el que hallaron el dinero denunciado como robado en fajos y los tres teléfonos celulares.

Los efectivos, secuestraron el dinero en efectivo, los celulares y demoraron a la joven empleada, que luego fue trasladada a la Comisaría Primera.

Comentarios