Domingo a la madruga en el centro capitalino

Borrachos por unanimidad, terminaron presos tras lastimar a un policía

Dos hombres de 25 años fueron detenidos tras arriesgadas maniobras en un auto en pleno centro. El conductor tenía 1.97 gramos de alcohol en sangre.

Borrachos por unanimidad, terminaron presos tras lastimar a un policía

Iban borrachos. El Fiat Palio jugaba de cordón a cordón en la calle Roca, en pleno centro de la capital neuquina. Una imagen que lamentablemente es frecuente: cuando no es alcohol, es droga. A veces (muchas) las dos cosas.

Los dos hombres, de 25 años, fueron detenidos, no sin antes presentar pelea. Uno de los policías que actuó fue herido en una mano.

Todo comenzó, informó la policía,  cuando personal que realizaba patrullajes preventivos por calle Roca, observó a dos personas que a bordo del Fiat Palio “venían realizando maniobras indebidas”.

Cuando lograron que se detuviera el auto, y se asomaron a la ventanilla, comprobaron sin aparato alguno el aliento etílico. Fuerte. Innegable.

Llamaron entonces a policías de Tránsito, para usar el alcoholímetro. El conductor, una vez testeado, arrojó 1.97 de alcohol en sangre. Cantidad más que suficiente para hacer cualquier barbaridad detrás de un volante.

Los dos hombres, al constatarse su estado, eligieron ponerse agresivos. Increparon a los policías. Arrojaron golpes al aire. Hubo forcejeos. Un policía se lastimó la mano. Los dos agresores fueron controlados y llevados a la comisaría.

El policía fue llevado al médico.

Fue solo una madrugada más en el centro de la capital neuquina.

Comentarios