DOS DEUDAS DEL ESTADO

Emotivo encuentro de dos víctimas de violencia

Facundo Agüero, de Picún Leufú, se recupera de una brutal paliza policial. Lautaro Bettini,golpeado por otros jóvenes, lo visitó en el hospital.
miércoles, 11 de julio de 2018 · 10:58

Lautaro Bettini y Facundo Agüero se encontraron ayer en la habitación del hospital donde el último se recupera de una brutal paliza policial. Ambos tienen una historia en común: fueron víctimas de violencia que los dejará marcados de por vida, su evolución médica fue contra todo pronóstico y el Estado está en deuda con ellos.

El encuentro trascendió a través de la red social facebook porque las familias de Lautaro y Facundo lo quisieron.

El caso de Lautaro ocurrió entre civiles. Una pelea de adolescentes al salir de una megafiesta del 1 de enero de este año que fue organizada en un club de rugby de San Martín al 6400. Eran las siete y media de la mañana y en la tumultuosa salida hubo forcejeos, trompadas y corridas.

Por suerte ello quedó registrado en un video casero en el que se vio cuando Nehuen Hernández Rodríguez tomó una gran piedra de la calle y golpeó brutalmente y por detrás a Lautaro en el cráneo. El corpulento Lautaro cayó al asfalto. Otro joven, Daniel Morales, le pegó una patada en la cabeza.

Ese violento episodio transcurrió con un patrullero policial ubicado a unos cien metros sin que sus ocupantes intervengan.

Lautaro pasó un mes en coma. Sus atacantes fueron procesados y condenados. Morales, con una probation. Hernández Rodríguez, a 3 años de prisión efectiva.

El caso de Agüero tuvo como distinto que quienes lo dejaron en coma fueron efectivos policiales.

Ocurrió el 8 de marzo a mediatarde en el hall de un edificio de Periodistas Neuquinos al 100. Por suerte también quedó filmado por cámaras de seguridad.

Varios policías lo acorralaron porque lo acusaban de haber robado un perfume. Y cuando ya el muchacho estaba sin posibilidad de escapar, los uniformados lo sometieron a una brutal paliza. Sobraron trompadas y patadas.

También estuvo más de un mes en coma hasta que milagrosamente despertó.

Todavía los policías no fueron enjuiciados, aunque sí identificados, separados de sus cargos y procesados.

La madre de Lautaro –Vanesa Speranza- no está conforme con la condena. Su abogado y la fiscal habían pedido seis años de prisión, como sentencia ejemplificadora.

La madre de Facundo, Adelina, no sólo reclama Justicia, sino que el Estado –culpable del hecho a través de su brazo represivo- le facilite una silla de ruedas para mejorar su rehabilitación.

4%
Satisfacción
2%
Esperanza
23%
Bronca
61%
Tristeza
2%
Incertidumbre
5%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias