INTERNA A TIROS

Es culpable el petrolero que baleó a otro en un yacimiento

Fue levado a juicio por tentativa de homicidio pero el tribunal aplicó una figura penal más benigna.
miércoles, 29 de agosto de 2018 · 11:10

El operario petrolero que hirió de un balazo a otro y además le gatilló varias veces sin que salieran los proyectiles, fue declarado culpable por el delito de lesiones y no de tentativa de homicidio como había sido llevado a juicio.

Por unanimidad, los jueces Florencia Martini, Mauricio Zabala y Gustavo Ravizzoli declararon a Norberto Oscar Galeano responsable de lesionar a Milton Enoch con un tiro en la pierna en un yacimiento petrolero ubicado en cercanías a Rincón de los Sauces.

La fiscal del caso Valeria Panozzo había solicitado que se declare la responsabilidad del imputado por el delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa,.El tribunal argumentó que “surge evidente que se satisface el dolo de lesiones graves, pero no así el delito de homicidio en grado de tentativa”.

La teoría del caso que había presentado la fiscalía fue que Galeano intentó matar a Enoch, disparándole con un arma de fuego. Fue el 22 de octubre de 2015, cerca de las 9.30, en la Batería II Desfiladero Bayo Neuquén, a 15 kilómetros de la localidad de Rincón de los Sauces. La víctima llegó al lugar mencionado sentado como acompañante en una camioneta de la empresa para la que trabajaba junto a un compañero que era quien manejaba. El imputado le había solicitado que se encontraran allí. En ese momento la víctima activó la grabación de voz de su celular, a fin de registrar las conversaciones con el acusado ya que existían disputas entre los dos por cuestiones gremiales. Cuando la pickup se detuvo, Norberto Galeano, abrió la puerta delantera del lado del acompañante donde estaba sentada la víctima. Le efectuó un disparo con un arma de fuego que le impactó en una pierna. Luego volvió a gatillar en varias oportunidades pero el arma no produjo más disparos.

Después, golpeó a la víctima en la cabeza con el arma y lo amenazó con matarlo a él y a su familia.
En simultáneo, las demás personas presentes en el lugar detuvieron la agresión y tras un forcejeo, la víctima se retiró del lugar en la camioneta en la cual había arribado, siendo perseguido por el imputado a bordo de su vehículo particular.

Durante el desarrollo del hecho, el celular de la víctima quedó en el lugar y registró todas las conversaciones y los sonidos acontecidos.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios