ASESINATO DEL INGENIERO LOZANO

Condenaron a Fontán Guzmán a 15 años de prisión

La sentencia causó malestar en los familiares del ingeniero asesinado Matías Lozano.
miércoles, 06 de noviembre de 2019 · 14:03

Marcos Fontán Guzmán fue condenado este mediodía a 15 años de prisión por haber asesinado de 17 puñaladas al ingeniero mendocino Matías Lozano, en noviembre del año pasado en un céntrico departamento de la ciudad de Neuquén.

La sentencia no fue bien recibida por los familiares y allegados a la víctima que tenían la expectativa de una condena mayor, al tener como referencia que 48 horas antes la fiscal maría Eugenia Titanti había solicitado 20 años de cárcel. El abogado querellante Luis María Varela había pedido 22 años de prisión mientras que el defensor Gabriel Gutiérrez había solicitado la pena mínima de 8 años. El juez Mauricio Zabala fue quien leyó la sentencia.

Uno de los aspectos en los que las partes hicieron hincapié durante el juicio fue la situación mental del imputado, quien un día antes del crimen había sido dado de alta del área Salud Mental tras permanecer 19 días internado. "Si bien se encontraba en condiciones de comprender, su nivel no era razonable, no era el esperable para cualquier persona. Nuestra legislación no prevé la imputabilidad disminuida, pero si la debo valorar para la pena. Es evidente que la capacidad de Fontán Guzmán se encontraba disminuida al momento del hecho. Surge de los informes médicos, evidentemente cursan a un trastorno de la personalidad que motivó que estuviera internado", explicó Zabala.

El brutal homicidio ocurrió el 28 de noviembre del año pasado en un departamento del edificio de Castelli 335 de esta capital, entre la una y las cuatro de la madrugada.

Hasta allí llegaron de manera consensuada Guzmán y Lozano, y luego de compartir algunas bebidas, el primero tomó un cuchillo y le asestó 17 puñaladas que lo mataron de manera inmediata.

Guzmán introdujo algunas pertenencias de la víctima en una valija y antes de escapar del lugar encendió un sillón, con el propósito de quemar el departamento y borrar evidencias que lo delaten. Cuando escapó rompió el blindex de la entrada al hall, lo que alertó a los vecinos que rápidamente llamaron a la Policía y a Bomberos.

Guzmán ocultó la valija en inmediaciones de un colegio –para retirarla en otro momento-, pero cuando los uniformados la encontraron, había dejado su DNI en el interior, por lo que fue rápidamente ubicado y detenido.

Los familiares de la víctima estallaron en llantos y mostraron su descontento por los 15 años de prisión aplicados al imputado.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias