CASO DEL TAXISTA BALEADO

Ocho años de cárcel para atacantes del taxista Pablo Sánchez

Los imputados habían admitido ese episodio y otros dos robos previos. Hubo un juicio abreviado.
jueves, 30 de enero de 2020 · 11:33

Los imputados Ezequiel Roa Moreno y Axel Jara, admitieron ante el juez de Garantías Mauricio Zabala, ser los responsables de haber baleado al taxista Pablo Sánchez durante un robo, y un rato más tarde les impusieron ocho años de prisión que comenzaron a cumplir. También se hicieron cargo de otros dos robos a trabajadores del volante. Fue al llegar a un acuerdo con el fiscal Maximiliano Breide Obeid, por lo que quedó atrás la polémica del martes cuando les habían concedido prisión domiciliaria hasta el día del juicio.

En la audiencia realizada hoy los fiscales Soledad Rangone y Maximiliano Breide Obeid y los abogados de los dos acusados de lesionar gravemente al taxista Pablo Sánchez durante un robo el año pasado, acordaron una pena de 8 años de prisión efectiva para cada uno de ellos que comenzarán a cumplir en forma inmediata.

El acuerdo de pena tuvo el consentimiento de la víctima y de su familia. Fue presentado ante un juez de garantías que lo avaló en la audiencia realizada por la mañana en la Ciudad Judicial. Estableció que los dos acusados, Ezequiel Roa Moreno y Axel Jara, aceptaran la participación y responsabilidad en el hecho. Luego, en una audiencia posterior y ante un tribunal colegiado, se fijó la pena en 8 años de prisión efectiva que ambos cumplirán en forma inmediata ya que renunciaron a realizar cualquier tipo de apelación.

En el caso hay un tercer involucrado, Daniel Costich, acusado de haber participado conduciendo el auto en el que se movilizaron los dos imputados, quien quedó excluido del acuerdo y será juzgado en juicio. Si bien estaba detenido con prisión preventiva, esperará el juicio con prisión domiciliaria por decisión de un Tribunal de Impugnación que le otorgó esa medida el martes pasado.

Pablo Sánchez fue abordado por Jara y Roma Moreno el 13 de julio del año pasado en la parada de San Martín y Avenida Olascoaga y cuando llegaron a La Pampa y Guiñazú, fue amenazado con un arma, despojado de sus pertenencias y baleado por detrás. El disparo le provocó una lesión en la médula que lo dejò postrado en una silla de ruedas.

Comentarios

Otras Noticias