MÉDICO BALEADO

Una muerte por Covid y la amenaza de un familiar

El autor de los 3 disparos está identificado y se lo busca intensamente en la zona de Campo Grande y El Chañar.
jueves, 15 de octubre de 2020 · 15:07

La muerte de un familiar y una amenaza que se hizo realidad anoche a las 0:33. Esta es la principal hipótesis con la que avanza la investigación por el brutal ataque al médico del Hospital de Campo Grande, baleado a quemarropa mientras ingresaba a la guardia. Desde Salud confirmaron que pese a la gravedad del cuadro, el profesional se encuentra fuera de peligro y permanece internado en el sector Cirugía del Pedro Moguillansky de Cipolletti.

Apenas media hora después del ataque al médico Alejandro Vega, el fiscal Martín Pezzetta estaba en el lugar junto con el personal de Criminalística de Cinco Saltos y la Brigada de Investigaciones de la misma ciudad. El trabajo en el lugar del hecho le permitió al funcionario del Ministerio Público poder elaborar rápidamente una teoría del caso que tiene que ver con una amenaza sufrida por el profesional tras la muerte de una persona por Covid.

Según quedó evidenciado en el video de la cámara de seguridad del hospital que graba la puerta de la guardia, el atacante se dirigió directamente a su víctima, a quien tenía perfectamente identificado y esperó que estuviera solo luego de descender de la ambulancia en la que se movilizaba junto con otros compañeros de trabajo. Además, la intención, fue matarlo ya que apuntó precisamente a la cabeza de Vega. 

Si bien aún el médico no pudo declarar, porque se encuentra internado en el área de cirugía del hospital de Cipolletti, luego de recibir los tres balazos, alcanzó a decirle a alguno de sus compañeros quien fue el atacante. En base a esos testimonios, el fiscal logró tener una primera hipótesis que tiene que ver con una muerte por Covid dentro del hospital de Campo Grande y la amenaza de uno de los familiares, quienes lo responsabilizan por el fallecimiento.

Los datos recogidos en el lugar y el relevamiento de las cámaras de seguridad permitieron que los investigadores ya tengan identificado al atacante, un joven de Campo Grande a quien se lo está buscando por toda la zona, incluso también en El Chañar, en Neuquén.

Pese a los tres balazos, que impactaron en el brazo, la cara y la espalda, ninguno provocó daños importantes que pongan en riesgo la vida del profesional. De todos modos permanece internado en el hospital de Cipolletti luego de ser intervenido.

 

Comentarios