LOS DOS DETENIDOS SON HIJOS DE POLICÍA

Tras el caos en Melipal, los acusados seguirán en comisaría

Son los imputados en el asesinato de Franco Merluccio, en el barrio Melipal. No tienen un domicilio donde cumplir la domiciliaria por 8 meses.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 20:50

Mauro Sebastián León y su hermano Damián Francisco Calleque, hijos de un efectivo policial y acusados del asesinato de Franco Merluccio, ocurrido en el barrio Melipal, seguirán bajo el régimen de prisión domiciliaria, según lo dispuso este miércoles un tribunal de Revisión. Los imputados aún no tienen un domicilio donde cumplir con la domiciliaria y permanecen alojados en una comisaría.

La fiscal de Homicidios, Sandra Ruixo, solicitó en una audiencia por zoom que se modifique la medida de coerción que los hermanos León y Calleque porque “no poseen al día de la fecha un domicilio en el cual cumplir la prisión domiciliaria” y también que permanecen vigentes los riesgos procesales por los cuales fue impuesta la medida.

El tribunal revisor encargado de resolver la modalidad de cumplimiento entendió que efectivamente “siguen vigentes los riesgos procesales” por los cuales se fijó la prisión domiciliaria, pero no hizo lugar al pedido de la fiscalía. De esta manera, ambos imputados seguirán detenidos en una comisaría hasta que fijen un domicilio en el cual puedan cumplir con la prisión domiciliaria.

El delito por el cual Calleque y León fueron acusados en una audiencia de formulación de cargos, donde también se les impuso la prisión domiciliaria basada en el peligro procesal de entorpecimiento de la investigación, es homicidio simple en carácter de coautores.

En la audiencia de formulación de cargos la fiscalía consideró que, de permanecer en libertad, los acusados podrían influir o amedrentar a los testigos del hecho, ya que todos viven en un radio cercano. Por este motivo la jueza de garantías que intervino fijó la medida por ocho meses, plazo requerido por Ruixo y Sola.

La acusación de la fiscalía es que el hecho ocurrió durante la madrugada del miércoles 14 de octubre, cerca las 4.45, en un sector de monoblocks del barrio Melipal. Calleque y León se encontraban en el domicilio de un amigo, junto al dueño de casa y otra persona. Franco Ezequiel Merluccio llegó al lugar y golpeó varias veces el alambrado de la casa para que lo dejaran ingresar. El primero en salir fue Calleque, quien comenzó a golpear a la víctima. Luego, otro de los amigos que estaban en el interior del domicilio intentó interceder para terminar con las agresiones, pero inmediatamente se sumó León en favor de su hermano y ambos llevaron a Merluccio al estacionamiento del lugar. Allí, fueron vistos golpear a la víctima hasta que se retiraron. Según relataron los testigos, Merluccio alcanzó a caminar unos pasos hasta un árbol ubicado a unos 15 metros, donde finalmente cayó y falleció.

Comentarios