CRIMEN DEL BARRIO OTAÑO

La mató por error y fue condenado a 10 años de prisión

Juan Esteban Quiroga mató a Érica Navarro de un balazo. La mujer quedó en la línea de fuego de un enfrentamiento por drogas.
miércoles, 1 de julio de 2020 · 11:54

Un tribunal colegiado condenó a diez años y medio de prisión a Juan Esteban Quiroga, a quien se lo juzgó por el asesinato de Érica Navarro, ocurrido en Plaza Huincul en abril pasado. La mujer murió por un balazo en el cuello, aunque el disparo no estaba dirigido hacia ella.

Quiroga aceptó su responsabilidad por el homicidio que ocurrió en una casilla del barrio Otaño durante un enfrentamiento entre bandas dedicadas al narcomenudeo. Navarro escuchó ruidos, salió de su casa y recibió un fulminante disparo que le impactó en el cuello.

Este martes, en los tribunales de Cutral Co, se realizó una audiencia por videoconferencia en la que el fiscal Gastón Liotard pidió al tribunal, integrado por Raúl Aufranc, Mario Tomassi y la jueza Laura Barbé. que se le impongan 10 años y 6 meses de prisión a Quiroga. Al momento de evaluar la pena, el fiscal evaluó atenuantes y agravantes en la conducta del imputado

En una audiencia anterior la fiscalía y la defensa, con el consentimiento del imputado, acordaron la declaración de responsabilidad penal por el delito de homicidio simple agravado por el uso de un arma de fuego en carácter de autor.

El asesinato de Navarro ocurrió el 4 de abril de este año en el barrio Otaño, donde Quiroga y otro hombre  dirimieron sus diferencias a los tiros frente a la casilla que habitaba Navarro.

La mujer salió a ver qué ocurría y quedó en la línea de fuego de Quiroga. Recibió un disparo a la altura del cuello que le provocó la muerte de manera inmediata.

La teoría de que se trató de un crimen durante un enfrentamiento por la venta de drogas al menudeo, quedó confirmada cuando la Policía allanó las viviendas de Quiroga y de su rival y encontró varias plantas de marihuana en ambas.

De la casa del ahora condenado fue secuestrada una pistola calibre 9 milímetros, desde la que había partido el plomo extraído del cuerpo de la víctima.

Comentarios