LA IMPUTADA INCUMPLIÓ LA DOMICILIARIA

Un crimen entre policías de entrecasa, va camino al juicio

La imputada es la cabo Claudia Mardones. En octubre de 2019 mató a su pareja, Fabián Pinchet, también suboficial.
miércoles, 29 de julio de 2020 · 16:50

Una mujer que revestía en la fuerza policial de Neuquén, irá a juicio oral por haber asesinado de un disparo a su pareja, también suboficial de la fuerza, pero bajo una acusación menos grave que la original. Eso se resolvió este miércoles, en una audiencia virtual en la que también se le revocó la prisión domiciliaria por haberla incumplido. El juez de Garantías la confinó a dos meses de prisión en un establecimiento penal, hasta el inicio del juicio.

La fiscal María Eugenia Titanti solicitó que Claudia Mardones sea juzgada por un tribunal colegiado, acusada del homicidio de su pareja, Fabián Pinochet, ocurrido el 3 de octubre del año pasado en la vivienda que ocupaban de Pasteur al 600 de Neuquén capital.

Originalmente Mardones fue imputada por homicidio agravado por la relación de pareja y la convivencia preexistente, calificado por el uso de arma de fuego en carácter de autora. Pero con el correr de la investigación, la fiscalía encontró circunstancias de atenuación por lo que readecuó la acusación, a todas luces más leve.

En la audiencia, Titanti hizo una reseña de cuál es la prueba con la que la fiscalía “intentará demostrar la responsabilidad penal de la acusada durante el juicio y debido a la escala penal para el tipo de delito atribuido, requirió que intervenga un tribunal colegiado”, se informó.

Además, Titanti pidió que Mardones quede detenida con prisión preventiva por cuatro meses, “ya que incumplió la prisión domiciliaria que se le había fijado”. La fiscal argumentó que además del incumplimiento por parte de la mujer, “existen situaciones concretas que agravan los riesgos de fuga y peligro de entorpecimiento de la investigación por los cuales fue impuesta la media de coerción”.

“Es un hecho grave con una pena alta” y también que “muchos de los testigos que deben declarar en juicio, deben hacerlo sobre el crimen, pero también sobre circunstancias personales de la víctima y la imputada ya que muchos eran compañeros de trabajo”, agregó.

Mardones y Pinochet eran efectivos policiales, ambos con el rango de cabo. Ella trabajaba en la Comisaría 41 y él en la Comisaría Segunda.

El hecho ocurrió el 3 de octubre, minutos antes de las ocho de la noche cuando Mardones llegó al domicilio en el que convivía con Pinochet, en Pasteur al 600 y, tras una discusión, la imputada tomó su arma reglamentaria y le disparó hiriéndolo gravemente en el rostro.

El hombre fue derivado de urgencia al Hospital Castro Rendón donde murió tres días después como consecuencia de las heridas recibidas. Su familia decidió la donación de sus órganos.

El abogado particular que intervino como querellante en representación de la familia de la víctima adhirió al requerimiento de la fiscalía en todos sus términos.

El juez de garantías a cargo de la audiencia de hoy resolvió abrir la etapa de juicio y dio intervención a un tribunal colegiado. El magistrado estableció también que se modifique la modalidad de detención de la imputada de prisión domiciliaria a efectiva y fijó el plazo de cumplimiento en dos meses.

Comentarios