SU ESTADO DE SALUD ES CRÍTICO

Buscan cámaras y más testigos del tiroteo al taxista neuquino

Miguel Sisterna sigue peleando por su vida tras recibir un balazo en la cabeza, cuando cruzaba el viernes por Cuenca XV.
lunes, 10 de agosto de 2020 · 00:29

El viernes a las 4 de la tarde se detuvo el mundo de Miguel Sisterna, un chofer de la empresa Radio Taxi Ciudad de Neuquén, de 33 años. Circulaba por el barrio Cuenca XV, con un pasajero en el asiento trasero, cuando lo alcanzó una bala, de los tantos disparos que salieron de una camioneta Hylux, color negro y con una franja amarilla, luminosa, en la caja. Su familia sólo pide un milagro y este lunes, a las 16 horas, convoca en la vereda del Hospital Regional para darle fuerzas y pedir por su recuperación. En paralelo, desde la fiscalía se continúa con las rondas de entrevistas, buscando más testimonios y cámaras que permitan reconstruir el violento episodio. Por ahora, se trabaja sobre la hipótesis de una bala perdida, que no estaba dirigida a Sisterna ni al pasajero.

Algunos taxistas, se comunicaron con este diario para informar que el viernes pasado, aproximadamente a las 23 horas, la camioneta sindicada como la que participó del tiroteo, circulaba por el barrio Cuenca XV, sobre calle Necochea. Desde la fiscalía, investigación a cargo de María Eugenia Titanti, se sigue entrevistando a compañeros de trabajo, allegados y posibles testigos del violento episodio. También trascendió que buscan cámaras de seguridad en los alrededores de la calle Casimiro Gómez, casi Cabellera del Frío, para poder sumar a la causa. Por ahora, la camioneta no estaría identificada.

También desde la justicia aguardan sobre la evolución del estado de salud de Sisterna que, de acuerdo al último parte médico, se mantuvo durante todo el fin de semana, pero su estado es crítico. Familiares, amigos y compañeros de trabajo convocaron este lunes a las 16 horas, a las puertas del Hospital Regional, para darle fuerzas.

El mensaje se repitió en las redes sociales donde, además, su hermana Vanesa publicó una foto y escribió:

Miguel Sisterna, pelea por su vida. Está internado en el hospital Castro Rendón.

“El es Miguel Sisterna, un hombre que ha pasado por distintas circunstancias en la vida como todos. Buscando un futuro mejor, hombre risueño, honrado, sencillo, cariñoso, amistoso, respetuoso, de grandes valores como lo educaron sus padres. El viernes 7 de agosto salió a trabajar como todos los días, dejando a su hijo en el dpto, pero en uno de esos tantos recorridos, el destino lo sorprendió. Su hijo con sólo 13 años, su pequeño como él le decía, está conmovido, angustiado, esperando que su papá vuelva a su casa. Que Gracias a unos inconscientes, que pasaron a los tiros en pleno día donde había mucha gente afuera le podría haber pasado a cualquiera, pero no fue a Mi hermano. Está inseguridad que se vive en todos lados pero que en oeste neuquino es mucho peor hizo que mi Miguel hoy este peleando por su vida. Quiero JUSTICIA, que metan preso a los que causaron semejante daño. Migue tiene 33 años y con un montón de sueños por cumplir junto a su hijo, no se merece estar en esta situación. Los taxistas arriesgan su vida todos los días para llevar el dinero a su hogar y detrás de cada chofer, una familia espera por ellos, valoremos su trabajo. Migue necesita de su apoyo, de sus oraciones. Hoy es otro día complicado por eso quiero que juntos hoy clamemos a Dios y pidamos por Miguel Angel Sisterna”.

El tiroteo ocurrió en el barrio Cuenca XV, en el oeste de la capital neuquina, donde los propios vecinos aseguran vivir encerrados en sus viviendas, por la inseguridad que reina. El presidente de la comisión vecinal, Juan Isidro Leguizamón, en declaraciones a Mejorinformado.com dijo: “Es zona liberada, duele decirlo, pero acá hay bandas y niños de 13 años armados”. Este lunes, al mediodía, se reunirá con el titular de la comisaría 18 para avanzar en un plan, aunque insiste, su objetivo es que lo reciba la ministra de Gobierno, Vanina Merlo.

Comentarios