MURÍO AHOGADO EN UNA CAPACITACIÓN

Reconstruirán la muerte del oficial Mandagary en Bahía Creek

Se realizará el 27 de julio por pedido de los abogados defensores de los instructores del COER imputados.
martes, 13 de julio de 2021 · 14:35

Después de casi tres meses, la Justicia aceptó el pedido de los abogados defensores para poder realizar en Bahía Creek la reconstrucción de la muerte de Gabriel Mandagaray, que se realizará el próximo 27 de julio. El oficial murió el 16 de abril, tras ser obligado por sus superiores a meterse al agua, sin saber nadar, luego de una extensa caminata entre las dunas, con el uniforme y los borceguíes puestos, y con un pesado tronco en sus hombros. Tanto el Ministerio Público como el abogado defensor, no se opuso, aunque trascendió que la querella ya cuenta con una reconstrucción virtual que le permite atribuirle responsabilidades a los Jefes del COER, que estaban a cargo de la capacitación.

Entre tantos frentes que tiene abiertos la Jefatura de Policía y la Secretaría de Seguridad, con graves problemas de orden interno y desobediencia hacia la cúpula, Osvaldo Tellería y Betiana Minor deberán responderle a la familia del oficial de 25 años, que murió ahogado en el mar durante una capacitación que realizaba con el grupo de elite COER. El padre es el comisario General Antonio Mandagaray, Jefe de Regional I de Viedma, en tanto que la madre es Adriana Fabi, comisaria Mayor a cargo de la Regional de Los Menucos.

Desde la defensa no creen que pueda servir para la investigación la reconstrucción pedida por los abogados defensores Oscar Pineda y Pablo Iribarren en representación de a Alejandro Gattoni (jefe del COER); Emiliano Gallego por Marcelo Contreras; Santiago Guenumil por Maximiliano Vitali Méndez; y Manuel Maza y Luciano Perdriel por Alfredo Nahuelcheo, los jefes a cargo de la capacitación que fueron imputados por homicidio culposo y separados preventivamente de sus cargos. Y que todo se trataría de una maniobra para dilatar, aunque podría servir para buscar algún tipo de responsabilidad entre los miembros de la cúpula que autorizaron el curso.

La defensa apuntala toda su estrategia en la desaparición de una cámara Go Pro con la que uno de los jefes del COER imputados grababa cada tramo de la supervivencia, grabaciones que la Justicia aún no pudo encontrar pese a los allanamientos realizados.

Para evitar que los responsables de la capacitación tengan contacto e intimiden a los otros policías que participaban del curso del COER, la Justicia dispuso una prohibición de acercamiento que continúa vigente. De esta manera se espera que los testigos puedan llegar sin presiones al día del juicio para que cuenten lo que realmente sucedió y cuáles fueron las ordenes que recibieron.

Para la querella está acreditado que no se habían implementado medidas de prevención durante el desarrollo de la actividad. Los policías estaban imposibilitados de poder nadar, porque tenían pesados borcegos en los pies y con los brazos debían sostener un tronco, y no tenían salvavidas, como tampoco había una lancha con guardavidas y menos una ambulancia por personal que pueda atender una emergencia médica.

El informe de la autopsia indica que Mandagaray, de 25 años y padre de un pequeño bebé, deja en claro que la muerte de se produjo por asfixia por inmersión. Y de esta manera descarta que haya sido por un problema de salud. El agotamiento físico, luego de caminar 40 kilómetros entre las dunas fue obligado a cargar un pesado tronco en sus hombros y meterse al mar sin poder sacarse al menos los borceguíes.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias