EN AÑELO

Reservan tierras para la explotación productiva familiar

Se trata de un lote de alrededor de 60 hectáreas para explotación productiva familiar. De esta manera, la subsecretaría de Tierras de la provincia decidió realizar una delimitación sobre la tierra para que puedan vivir y producir en el marco de la legalidad.
jueves, 19 de diciembre de 2013 · 13:39
Neuquén- En una reunión que se llevó a cabo ayer por la mañana en dependencias de la subsecretaría de Tierras del ministerio de Desarrollo Territorial, funcionarios de esa dependencia firmaron -junto con integrantes de la familia Campo- un documento en el cual se reservará un lote de alrededor de 60 hectáreas para garantizar el trabajo y la producción en esa región.
El 12 de noviembre pasado se celebró un acta acuerdo entre la subsecretaría de Tierras e integrantes de la familia Campo, en la cual la Provincia se comprometió a reservar una fracción de tierra de aproximadamente 60 has para explotación productiva familiar.
En tanto, la dirección provincial de Proyectos e Inversiones realizó una delimitación en forma conjunta con integrantes de la familia Campo y representantes del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep) de una fracción de tierra que incluya los puestos y construcciones existentes, obteniéndose una superficie aproximada de 63,8 has, la cual se encuentra sujeta a mensura.
Asimismo, un informe del Departamento de Registro indica que la fracción de la tierra peticionada es de propiedad fiscal provincial.
"Es por eso que de acuerdo al informe realizado por la dirección provincial Proyectos e Inversiones, la reserva y el uso de la fracción de tierra aludida se realiza a favor de los señores Juan Albino, Olga Mabel, Josefa, Celmira Carmen, Celinda Elena, Marta Alicia y Mirtha Susana, todos ellos de apellido Campo” indica el documento, que también aclara que "no existen en principio objeciones fáctico jurídicas para otorgar una reserva sobre la fracción de tierra aludida”.
Al respecto, el subsecretario de Tierras, Eduardo Ferrareso, indicó que el documento "es una disposición nuestra sobre el reconocimiento de una parte de la tierra que estaba en conflicto con la familia Campo. Hace unos meses ellos hicieron unas actuaciones de fuerza -cortes de acceso a pozos y cortes de ruta- para reclamar una fracción de tierra muy importante, cerca de 40 mil hectáreas, a lo que nosotros respondimos que no”.
"Lo que hemos hecho después de esos acontecimientos –comentó el subsecretario- fueron nuevas inspecciones y en algunos lugares se detectaron los puestos donde ellos están ubicados, donde pudimos corroborar que algunos tienen sus casas con animales y partes trabajadas con huertas”.
Ferrarresso aseguró que "nuestra política apunta justamente a reconocer esas cosas. Allí hay gente trabajando y viviendo que ocupan esa tierra, y nosotros vamos a realizar una delimitación sobre tierra fiscal para que vivan y produzcan en el marco de la legalidad” manifestó, e instó a "‘apostar a la legalidad’, lo que significa facilitar la documentación necesaria para que se les reconozcan sus derechos y puedan seguir trabajando pensando en el futuro con tranquilidad”.
Respecto al proceso de adquisición de tierras fiscales, indicó que "primeramente se comienza con la reserva, luego sigue el permiso de ocupación si es que la gente hace las inversiones requeridas y si avanza con sus proyectos, además de poner el alambrado correspondiente, entre otras exigencias que tiene la Ley de Tierras. Recién en esa instancia se llega a la etapa de adjudicación en venta donde el interesado paga un precio determinado y después se hace el decreto de obligaciones cumplidas en donde se le entrega el título” informó.
Finalmente, señaló que "acá no estamos regalándole tierra a nadie sino que se va a dar la posibilidad de producir y trabajar sobre ella como parte de los medios para acceder al título”.
Por su parte, Juan Albino Campo expresó su satisfacción luego de la reunión y dijo que "hemos firmado un documento con la subsecretaría de Tierras para que se nos haga reserva de 60 hectáreas aproximadamente. Esa superficie es productiva para nosotros y debemos esperar a que se haga el relevamiento territorial para saber cuál es la superficie exacta”.
"Hemos luchado bastante, pero estamos conformes con lo que se logró porque ahora podemos conectar luz eléctrica y otros servicios” señaló Juan Albino en compañía de sus familiares, que antes de dar por concluido el encuentro aplaudieron la medida tomada.

 

Comentarios