Schleret presidirá el Concejo Deliberante neuquino

David, el elegido

Las diferencias internas del quiroguismo se arreglan o se arreglan. No hay espacio para la duda según el jefe político de Nuevo Compromiso Neuquino. David Schleret reemplazará a Gastón Contardi en la presidencia.
lunes, 2 de diciembre de 2013 · 23:08
 
La decisión estaba tomada. Ya sea por Quiroga, ya sea por Contardi. Era una fija que esta separación, divorcio, distanciamiento, o como se lo quiera llamar estaba en marcha. Hay cosas que no pasan de bambalinas y se quedan en la intimidad de los protagonistas y ellos conocen los verdaderos motivos, después están los que trascienden al ambiente público. Pero lo cierto es que esta división comenzó mucho antes de que Contardi se pronunciara en contra del proyecto de la Isla 32. Comenzó cuando el Concejo Deliberante trató los proyectos de urbanización de las Valentina Norte y Sur;  a partir de un desfasaje en la información y la filtración de otro loteo donde Contardi nunca estuvo notificado según comentan en su entorno. 
Se le adjudica una deslealtad que Contardi no asume como tal, sin embargo todos saben en el municipio que la verticalidad es una característica de mando en el estilo de Pechi Quiroga. No hay lugar para dudas ni excusas. Contardi lo sabía, desde hace mucho trabaja al lado del mandatario como para ignorar semejante detalle. Fue un acto deliberado, consciente de que se juega su destino político.
Quiroga fue claro en diversas declaraciones efectuadas durante la jornada y aun antes de regresar desde el spa donde se encontraba bajó línea para el resto del equipo "no hay margen para dudar, se está con la línea que fija el Ejecutivo o no se está. No se pueden cambiar de camiseta”.
La estructura que conforma Nuevo Compromiso Neuquino es un conglomerado de dirigentes que tiene como vértice la figura del mandatario municipal. Es un conjunto de dirigentes de diversas extracciones políticas que responden a su liderazgo. Algunos –la mayoría- expresaron su lealtad a lo que representa Quiroga antes de que éste llegara a la intendencia en momentos de baja; todos tuvieron su oportunidad de mostrar en la gestión cuanta capacidad tienen para llevar adelante la idea de ciudad que tiene Quiroga. 
Pasadas las elecciones el intendente decidió comenzar a corregir los defectos de gestión y a su vez relanzar su figura más allá de los límites del ejido municipal. Quiroga quiere ser gobernador y no hay dudas en esta decisión. Se plantea para después de las fiestas navideñas comenzar con los cambios y en la conformación de un equipo profesional que lo ayude a pelear por esa chance de llegar al gobierno de la provincia.
Los cambios están "in pectore”. Quiroga sabe dónde tiene que ajustar y también sabe que para jugar en las grandes ligas necesita jugadores que estén a la altura. 
Por ahora se conoce que David Schleret será quien reemplace a Gastón Contardi en la presidencia del Concejo Deliberante. También que esta situación generada por la deserción de Contardi no contribuye a la generación de una imagen de solidez, tan necesaria para ser la alternativa al MPN. Las cartas están jugadas  hagan su juego señores.
M.E.G.  


Comentarios