Camila Speziale y Hernán Perez Orsi

Activistas en casa

Perez Orsi consideró que las acciones van a terminar "el día que el Artico sea un santuario", y consideró que la reacción de Rusia fue "muy dura, desmedida y violenta". El activista que llegó junto a su esposa, Margarita Malig, y su hija Julia, de un año, destacó la intervención de la embajada argentina al señalar que "estuvo todo el tiempo al lado nuestro". Los activistas fueron beneficiados con la amnistía general declarada en ocasión del 20 aniversario de la Constitución rusa.
domingo, 29 de diciembre de 2013 · 16:30
 Los argentinos activistas de Greenpeace Camila Speziale y Hernán Perez Orsi, que fueron detenidos en Rusia por intentar subirse a la plataforma petrolera de la empresa Gazprom, regresaron a la Argentina.
Speziale y Pérez Orsi arribaron a Ezeiza en un vuelo de Air France, que abordaron en París, luego de viajar desde San Petersburgo, y fueron recibidos por familiares y activistas de Greenpeace.
Los dos argentinos junto a otros 28 activistas fueron detenidos en septiembre pasado en Rusia por intentar subirse a la plataforma petrolera de la empresa Gazprom y luego de dos meses fueron beneficiados con una amnistía.
Perez Orsi consideró que las acciones van a terminar "el día que el Artico sea un santuario", y consideró que la reacción de Rusia fue "muy dura, desmedida y violenta".
El activista que llegó junto a su esposa, Margarita Malig, y su hija Julia, de un año, destacó la intervención de la embajada argentina al señalar que "estuvo todo el tiempo al lado nuestro".
En tanto, Speziale dijo que continuará "luchando por los ideales que uno tiene en la vida" y consideró que fue "una injusticia que nos hayan encerrado por dos meses por defender el planeta".
La joven, de 21 años, sostuvo que "Rusia nos debe una disculpa a todos por habernos encerrado", y lamentó que "la empresa Gazprom comenzó a hacer perforaciones en el Artico" y dijo estar "totalmente indignada".
Speziale, que es escaladora y dijo que ella eligió ir al Artico, manifestó a la prensa que en el inicio del nuevo año brindará "por reencontrarme con mi familia y saber que hicimos las cosas correctamente".
Los argentinos que junto a los otros activistas, estaban en el barco "Arctic Sunrise" fueron detenidos en aguas del Artico ruso el pasado 19 de septiembre en una operación desplegada por la guardia fronteriza cuando intentaban subirse a la plataforma petrolífera "Prirazlómnaya" del gigante gasístico ruso Gazprom, a la que Greenpeace acusa de incumplir las medidas de seguridad y poner en peligro el ecosistema de la zona donde opera.
Acusados en un principio de piratería, los activistas ingresaron por orden de la Justicia en prisión preventiva por dos meses.
Tras pasar ese plazo, el Comité de Instrucción ruso modificó la acusación por otra más leve (vandalismo), tras lo cual todos los tripulantes del "Arctic Sunrise" pudieron salir en libertad bajo fianza a la espera del juicio.
Este mes, los activistas fueron beneficiados con la amnistía general declarada en ocasión del 20 aniversario de la Constitución rusa. 

Comentarios