Nada es imposible...

El brazo de la tortuga debió ser amputado, lo que limitaba su capacidad de movilizarse.
miércoles, 26 de noviembre de 2014 · 07:19

Roca.-  Nada es imposible. Esta tortuga terrestre llegó al Centro Veterinario de Roca, del Dr. Marcelo Miserendino, luego de sufrir una mordida de un perro en su brazo.

El brazo debió ser amputado, lo que limitaba su capacidad de movilizarse.

Recurrieron a colocar unas rueditas giratorias para que pueda desplazarse con la menor dificultad posible.

Comentarios