DESPUES DE 85 AÑOS

Se mudó la Biblioteca Juan B. Alberdi

Colabora en la mudanza personal del Ejército para poder transportar 60 mil libros.
viernes, 14 de marzo de 2014 · 22:05

Neuquén.- Después de 85 años de estar compartiendo con todos los neuquinos la clásica esquina de Alberdi y Avenida Argentina, la biblioteca "Juan Bautista Alberdi” comenzará con la mudanza a las nuevas instalaciones el sábado las 9.
Esta ardua tarea contó con un trabajo previo de  varios jóvenes desde hace una semana ciudad para dejar en condiciones y embalados los 60 mil libros que transportará el Ejercito Argentino hasta Avenida  Argentina y República de Italia.
A partir de un encuentro que sostuvo la presidenta de la Biblioteca Alberdi, María Manuela "Porota” Hernández de Vega y demás miembros de la Comisión Directiva, en el que solicitaron colaboración al concejal Osvaldo Llancafilo y su equipo de trabajo, surgió una actividad voluntaria coordinada por el edil, quien en conjunto con el secretario de Coordinación de la Municipalidad de Neuquén, Marcelo Bermúdez, el Ejército Argentino, el ministro Leandro Bertoya y la Asociación de Propietarios de Taxis encabezada por su presidente Dario Grassi comenzaron a hacer realidad la mudanza de los más de 60mil ejemplares que forman parte de la biblioteca y que por años han significado un aporte al desarrollo del conocimiento de varias generaciones de neuquinos.
Fue un momento histórico para la ciudad de Neuquén en el que el equipo del concejal realizó la preparación de las cajas con los libros clasificados durante la semana y hoy comenzó a concretarse el traslado de los mismos a la sede ubicada en Avenida Argentina y República de Italia, edificio que comenzó a construirse en la gestión de gobierno de Jorge Sobisch y fue finalizado durante el gobierno de Jorge Sapag.
El Secretario de Gobierno Marcelo Bermúdez, gestionó y puso a disposición dos camiones para realizar el traslado a partir de las 9 hs del sábado, al igual que el Ejército Argentino y la Asociación de Propietarios de Taxis de Neuquén, que puso a disposición una docena de vehículos.
El concejal del MPN Osvaldo Llancafilo indicó que "se trata de aportar con un granito de arena al esfuerzo titánico que han realizado los verdaderos protagonistas de la histórica Biblioteca Alberdi, que no somos nosotros, sino vecinos y vecinas como "Porota” Vega, Lidia Rodríguez, Marta Ross, Idalia Ligalupi, Orquídea Villar y Marylin Vega, quienes como otros tantos construyeron libro por libro esta centro de la cultura y el conocimiento”.
Marilyn Vega indicó: "Estábamos en condiciones de hacer el traslado en enero y febrero, pero el verano complicó poder concretarlo. En una reunión casual con el concejal y ante su consulta se logró coordinar esta actividad que quitaba el sueño y generaba preocupación a los miembros de la Comisión Directiva. En ese momento nos ofrecieron la ayuda del equipo de trabajo que fue aceptada y yo me hice cargo de la coordinación”.
Agregó además que "en el plazo de tres días se ha podido realizar el traslado del 80% de los libros y es importante destacar la actuación de los jóvenes que forman parte del equipo de trabajo por su compromiso, conciencia, servicio y solidaridad. No son 200, pero han realizado el trabajo de un batallón, consiguieron las cajas para poder embalar los libros. Es un resurgir de una juventud que espera que le den el protagonismo que merecen y que el concejal les ha dado. Se organizaron, saben cómo clasificar el material y esto también tiene que ver con la enseñanza que puede transmitir un conductor. La semana próxima comenzará a organizarse y colocarse el material en la nueva sede, que cuenta con aulas y tecnología destinada a la comunidad, que en este edificio no teníamos”.


Nuevas instalaciones
La nueva biblioteca tendrá en la  planta baja  una sala de arte; un café literario (en concesión); una sala infantil; otra sala accesible preparada para personas con discapacidad, con énfasis en la discapacidad visual; y una sala de referencia que incluye libros de colección y ediciones de importante contenido.
Además de la hemeroteca y de la biblioteca en sí, en el primer piso comenzará a funcionar un Aula Modelo, cuyo uso se establece mediante un convenio entre el ministerio de Gobierno, Educación y Justicia y el ministerio de Educación de la Nación.
El aula ofrecerá a los usuarios recursos de hardware, software y conectividad disponibles para que sirvan como espacio de trabajo colaborativo en el cual los participantes puedan desarrollar diferentes proyectos de inclusión digital. Contiene 20 netbooks, cañón proyector, un servidor de Internet, pantalla táctil con puntero y una cámara fotográfica.
En cuanto al mobiliario, el Instituto Provincial de Juegos de Azar (IJAN) otorgó 766.481 pesos con destino a la adquisición de equipamiento para la nueva sede de la biblioteca.
La funcionalidad del edificio responde a los criterios actuales en el diseño de bibliotecas populares, como las facilidades de adaptación a nuevas modalidades para esta actividad cultural.
El 27 de agosto de 2010 se conocieron las ofertas para finalizar el edificio. Cuatro firmas fueron las interesadas en la construcción de la obra que, en su momento, tuvo un presupuesto oficial de más de tres millones de pesos, provenientes del Fondo Fiduciario de Responsabilidad Social Empresaria regido por la ley 2615 que administra los fondos de la renegociación de concesiones hidrocarburíferas.


La historia
Esa biblioteca nació el 17 de noviembre de 1928 -en realidad el acta fundacional fue siete días antes- con el nombre de Juan Bautista Alberdi, 218 socios y 853 libros.
La designación se hizo en homenaje al constitucionalista, con quien "siempre estaremos en retardo" cuando se trate de conmemoraciones, tal como expresó en una de las actas iniciales Eduardo Ortiz.
La "Biblioteca Popular Juan Bautista Alberdi", con cuyas paredes habitualmente se ensañan las campañas políticas, atesora 60 mil volúmenes, varios de los cuales son ediciones de gran valor histórico.
"No se roba para leer sino para vender", dicen las autoridades. Así desaparecieron las "Obras completas" de Borges, que están encuadernados en tapa dura con sobrecubierta. Algunos libros "aparecieron en librerías de viejo cuyos propietarios, al detectarlos, los devolvieron de inmediato".
Las autoridades  cumplen  finalmente con el sueño de un nuevo espacio, que comenzó a gestarse  en 1981 cuando el gobernador Domingo Trimarco cedió un terreno sobre avenida Argentina al 900. 
Entre los presidentes figuraron Eduardo Castro Rendón, vice en 1954; Teodoro Planas, que en 1972 reabrió la biblioteca. 
Planas finalizó su gestión en 1978, cuando asumió Berta Schapiro, quien modernizó los sistemas de registro bibliográfico. 
En 1986 fue designada Ebe Gobich, reelecta en 1987 y, tras un breve lapso, volvió en 1991 y por varios períodos hasta su muerte 1999. La actual presidenta es Manuela Hernández.




Comentarios