NEUQUEN

En cinco meses se secuestró casi la misma cantidad de vehículos que en todo 2013

Los vehículos retenidos son acarreados al depósito de Leloir y Buenos Aires.
lunes, 2 de junio de 2014 · 17:07
Neuquén.- En cinco meses la Municipalidad secuestró 716 vehículos, sólo 50 menos que los 760 de todo 2013, a conductores que no superaron el control de alcoholemia. Sólo este fin de semana se retuvieron 50 en distintos operativos y el caso más alto de registro de alcohol en sangre fue el de un motociclista que arrojó 2,70 gramos, 14 veces más del máximo permitido.
Estos operativos, que antes se extendían hasta la madrugada "se ampliaron hasta pasado el mediodía acompañando los cambios de hábitos de los jóvenes en la noche neuquina”, explicó el subsecretario de Coordinación, Francisco Sánchez.
Por tratarse de una falta grave y una de las principales causas de accidentes de circulación vial, el funcionario dijo: "No dudamos: ante la presencia de un conductor ebrio, directamente secuestramos el rodado y la licencia para inhabilitarlo a conducir. No damos la posibilidad de un conductor alternativo”.
"El juez de Faltas determina el tiempo que demora en devolver el vehículo y la licencia” y quien resuelve, indicó, "si aplica sólo una multa económica o asociada a la inhabilitación para conducir durante un plazo de tiempo o a la caducidad de la licencia”. El valor pecuniario de la infracción oscila entre 2.000 y 10.000 pesos.
Para este tipo de controles la Municipalidad cuenta con seis alcoholímetros que son homologados cada seis meses, mientras que "para toda la provincia hay entre 10 y 12″.
De los 50 autos, camionetas y motos secuestrados durante el fin de semana, 17 ocurrieron entre la noche del viernes y la mañana del sábado y los 33 restantes al día siguiente. En lo que va de 2014 la Municipalidad retuvo 716 rodados en contraposición a los 760 del año pasado, siempre a personas al volante con exceso de alcohol en sangre.
El funcionario indicó que estos operativos son rotativos y se buscan sitios alternativos a fin de evitar que las personas que salen y toman alcohol puedan prever los controles y evitarlos.
El subsecretario indicó que el conductor de una moto, que presentaba 2,70 gramos de alcohol por litro en sangre cuando lo permitido es 0,2 gramos, se montó al vehículo, embistió a un inspector y se dio a la fuga para evitar el secuestro. "Las personas que cometen faltas de este tipo y a este nivel de irresponsabilidad deberían ir presas, como ocurre en otros países”, opinó.

Comentarios