NEUQUEN

El servicio de Posnet llega a las ferias del interior

Ya son siete los municipios adheridos que tramitan su pronta implementación en sus ferias locales: Añelo, Andacollo, Huinganco, Senillosa, Villa La Angostura, Zapala y Neuquén Capital.
lunes, 28 de julio de 2014 · 06:19
Neuquén.- La implementación del servicio de posnet en las ferias locales es un programa provincial, aprobado por decreto del gobernador Jorge Sapag. Cada municipio firma un convenio con el Banco Provincia de Neuquén (BPN) que ya tiene un acuerdo previo con la empresa proveedora del servicio de posnet en Neuquén.
 Luego cada feriante que quiera adherir se presenta en la sucursal del banco en cada localidad donde se lo capacita en el funcionamiento del servicio y opera con las tarjetas que opera el BPN en la región, incluidas las de los pagos de planes sociales, lo que amplía las posibilidades de venta a los feriantes.
El municipio de Neuquén capital fue el séptimo municipio que adhirió, según explicó Daniel Rimada, director de Planeamiento de Economía Social, del ministerio de Desarrollo Social.
Rimada aclaró que, luego de la firma de los convenios, el proceso interno de cada municipio es diferente, tienen que juntarse representantes municipales con los feriantes de cada localidad y  verificar las condiciones de implementación e invitar a la adhesión. 
Luego se acercan técnicos provinciales a dictar charlas informativas y los feriantes deben acercarse al banco individualmente con la documentación correspondiente.
Los feriantes deben tramitar una cuenta corriente en el banco para luego gestionar un comodato de equipamiento ante la empresa proveedora del sistema de posnet, y el servicio les será bonificado por seis meses al cincuenta por ciento del costo.
Ya firmaron el convenio los municipios de Añelo, Andacollo, Huinganco, Senillosa, Villa La Agostura, Zapala y Neuquén Capital. En cada uno de los casos hay distintos grados de avance para su implementación. El más avanzado hasta el momento es Villa La Angostura. 
La adhesión de feriante es totalmente voluntaria, siendo una herramienta más para la venta y promoción de los productos ofrecidos. Son seis meses de prueba para que cada uno de los feriantes pueda analizar si le conviene utilizar el servicio y seguir con él o darlo de baja.


Comentarios