NEUQUÉN

Nueva agresión a un inspector municipal

Esta vez el agresor fue un comerciante dueño de un almacén y rotisería ubicado en la calle Ricchieri al 500. La clausura se realizó por el apoyo de las cámaras de seguridad.
lunes, 22 de junio de 2015 · 07:19
Neuquén.- Los inspectores municipales fueron noticia nuevamente por ser  víctimas de una nueva agresión.
Esta vez  el agresor fue  un comerciante dueño de un almacén y rotisería ubicada en la calle Ricchieri al 500.
La situación se dio cuando un inspector municipal se encontraba realizando su trabajo el  sábado por la noche y se percató de la venta de alcohol a menores de edad.
"Tanto el dueño del comercio como su esposa tiraron golpes de puño a inspectores y policía. Además lanzaron botellas de plástico con liquido a los efectivos policiales y personal municipal", explicó Gustavo Orlando, Secretarío de Fiscalización Externa, a AM550.

Un efectivo policial con servicios en la Comisaría Segunda, resultó lesionado esta madrugada , al ser agredido durante un procedimiento de clausura.

Todo comenzó minutos después de las 2 de la mañana, cuando inspectores municipales se presentaron en el comercio que funciona bajo el rubro de rotisería, en la intersección de las calles Tierra del Fuego y Richieri.

Los empleados del municipio local, se habían dirigido hasta el lugar para proceder con la clausura del negocio, que funcionaba violando normas del código de comercio.

Los inspectores comenzaron con la diligencia, pero debieron lidiar con la resistencia del propietario, quien se tornó violento y obligó a la intervención de personal policial de la Comisaría Segunda.
Los uniformados intentaron mediar en el conflicto, pero el comerciante continuó con la agresión, esta vez contra los efectivos. Producto del ataque, un suboficial de esta Policía resultó lesionado, al recibir un golpe de puño en uno de sus ojos.
Finalmente, los uniformados lograron reducir y demorar al enardecido comerciante, que luego fue trasladado a Sede Policial.
Con la situación normalizada, los inspectores pudieron continuar con el normal desarrollo del procedimiento.

Comentarios