BARRIO PATAGONIA

Mordió a su agresor y evitó ser abusada en las bardas

La denuncia por el intento de abuso y agresión fue radicada en la comisaría 4ta y tras el hecho la mujer fue asistida por personal del SIEN.
miércoles, 29 de julio de 2015 · 08:00

 

Neuquén.- Una vecina del Barrio Patagonia de la ciudad de Neuquén dijo haber sido abordada por un joven que intentó abusar de ella el domingo por la mañana en plena barda neuquina en cercanías de su casa.
Según comentó a Canal de Noticias 24/7, ella circulaba por el camino continuación de la calle Soldi en compañía de su perra cuando de repente fue sorprendida por un hombre que bruscamente le pidió que soltara la correa de su animal y se abalanzó sobre ella con intenciones de abuso sexual.  
"Le tiraba piedras a mi perra, y cuando intentó ponerme una mano encima, yo sin pensar le mordí la cara, con los ojos cerrados y no lo solté por varios minutos”, expresó. 
La mujer relató que cuando dejó de morder al agresor, se levantó y salió corriendo a pedir ayuda, mientras escuchaba al hombre que le pedía perdón y decía estar en problemas.
La docente jubilada comentó que si bien llevaba vestimenta en buen estado, se lo notaba alcoholizado y con signos de haber consumido alguna droga. Cuando ella logró liberarse el hombre desapareció en la barda. 

La barda de nadie
La señora explicó que se trata de una zona del barrio que hace de basurero de muchos vecinos que llegan al lugar para arrojar basura, escombros y cosas en desuso, y que hace varios años que vienen pidiendo asistencia al municipio y a las autoridades barriales para poder acondicionar el lugar y que deje de ser una "boca de lobo”.
Comentó que más de una vez encontró documentación que se estima fue arrojada tras robo de carteras y billeteras. Además, en esa zona de la barda viven varios perros "callejeros” que la señora  cuida a diario llevándoles  agua y comida. Es así que circula casi a diario por el lugar. 
La denuncia por el intento de abuso y agresión fue radicada en la comisaría 4ta y tras el hecho la mujer fue asistida por personal del SIEN quienes le realizaron curaciones en las heridas producto del forcejeo y la caída sufrida en la lucha con el agresor. 



Comentarios