AÑELO

Un centro de formación profesional pensado para Vaca Muerta

El CFP 6 “Uocra” funciona en la antigua sede del gremio de la construcción. Forma parte del plan estratégico del Estado neuquino para afrontar el desafío de Vaca Muerta.
miércoles, 19 de agosto de 2015 · 07:55

 

Añelo.- La demanda de obra calificada en la provincia crece a medida que Vaca Muerta fortalece su rumbo hacia el futuro de autoabastecimiento hidrocarburífero del país.

Para afrontar ese desafío, hace casi seis años el Estado neuquino y la Fundación de la Uocra pusieron en marcha de manera estratégica un centro de formación profesional en la sede gremial, que ya se convirtió en un exitoso espacio de capacitación para 500 trabajadores al año, con una oferta académica de más de 10 cursos cuatrimestrales.

El Centro de Formación Profesional 6 funciona en la antigua sede de la Uocra, el gremio de la construcción, sobre la calle ministro González en el centro de la ciudad de Neuquén. Es el único centro de capacitación en oficios de la Patagonia que fue creado entre el Estado y una entidad gremial.

El arquitecto Héctor Motter es el director de esta institución cuyo principal objetivo es brindar cursos en oficios con un perfil netamente práctico, para garantizar a los alumnos mejores oportunidades de encontrar un lugar propio en el ámbito laboral.

Los cursos que se dictan son pintura de obra, pintura industrial, informática básica y avanzada, auxiliar de albañilería, albañilería, electricidad, automatización de electricidad, plomería, construcción en seco, auxiliar de gas, gas y gas de tercera, que permite la obtención de la matrícula.

Con excepción del tercer nivel de gas que es anual, el resto de los cursos son cuatrimestrales. Las clases se dictan en tres turnos: de 9 a 12, de 14 a 18 y de 18.45 a 21.45, de lunes a viernes. Para acceder a las capacitaciones es necesario ser mayor de 18 años y tener la primaria terminada.

"Igualmente, aquellas personas que no terminaron la escuela primaria pueden acercarse igual, ya que dentro de la institución funciona el Plan Fines, con maestros especialmente destinados para que puedan terminar la escuela”, explicó Motter.

"El 75 por ciento de curso es práctico y el resto es teoría, pero que se dicta sobre la práctica misma. Nosotros pretendemos que los alumnos ya tengan experiencia cuando terminan aquí, así pueden conseguir un trabajo rápidamente”, agregó.

Por esa razón el cuerpo docente está compuesto mayoritariamente por "idóneos”, que son personas con vasta experiencia en el trabajo práctico de casa una de las asignaturas que se dictan. Algunos incluso son gerentes y representantes de grandes empresas nacionales y de la región vinculadas a la construcción y al desarrollo hidrocarburífero.

Las prácticas se realizan en la misma institución, pero también puertas afuera: "Ayudamos a reparar, mejorar, pintar y construir las sedes de clubes y asociaciones de abuelos, jardines, iglesias, etc. La institución que necesita mano de obra específica compra los materiales y los alumnos, junto a los docentes específicos de cada curso, realizan los trabajo”, sostuvo.

En todas las capacitaciones hay dos materias comunes: Seguridad y Gestión y Comunicación. Esta última enseña a los estudiantes a elaborar y presentar notas, curriculum personales; y a enfrentar con solvencia eventuales entrevistas personales.Del total de la matrícula, que es de unos 500 alumnos por año, el 20 por ciento son mujeres "y cada vez son más”, señaló Motter. También hay parejas que asisten a diferentes cursos, con el objetivo de construir la vivienda familiar con su propio trabajo.

Comentarios