Justicia médica

Otra prepaga le mezquinó cobertura a paciente oncológica

La mujer tuvo que llegar al máximo Tribunal para que Medicus le reconociera el 100% de un medicamento.
domingo, 20 de octubre de 2019 · 11:13

No es la primera vez que sucede. Pero, sin lugar a dudas, genera la misma preocupación, en virtud de lo delicado del caso. De esto se trata: otra paciente oncológica tuvo que llegar hasta el máximo Tribunal de la provincia de Río Negro, para que una empresa de medicina prepaga le cubriera los medicamentos.

Está claro que, además de preocupar, la situación indigna. Según explicaron fuentes judiciales, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) confirmó una sentencia de primera instancia que le ordenó a Medicus la provisión de heparina a una paciente, como así también “toda medicación que requiera para el tratamiento de su enfermedad”.

Esa orden la había dado el juez de Bariloche, Rubén Marigo -quien también ordenó el reintegro de los gastos efectuados por la paciente- pero la prepaga había apelado.

En dicha apelación, Medicus hizo ver que en su cartilla, la cobertura de medicamentos oncológicos es del 100 por ciento. Pero argumentó su negativa en que la heparina no es oncológica, sino un anticoagulante, y entonces la cobertura es del 40 por ciento.

Es más, los abogados de Medicus sugirieron que “la amparista podría reclamar al Estado nacional o provincial, basándose en el derecho a la salud” y consideraron que “no corresponde trasladar esos derechos al ámbito privado”.

Luego, a la hora de resolver, los jueces del STJ señalaron que “el medicamento fue indicado para mitigar el padecimiento de un cuadro asociado a su condición de paciente oncológica -trombofilia- y como consecuencia directa de aquella”.

Cabe recordar que, a principios de este mes, se conoció el caso de un vecino de Cipolletti que también tuvo que llegar hasta el STJ para que Medifé le cubriera los fármacos que le había recetado el médico.

En esa oportunidad, fuentes judiciales explicaron que el argumento que expusieron los representantes de la obra social en su negativa fue que se trataba de “una situación experimental”. Es decir, consideraron que el cambio de medicación correspondía a un tratamiento experimental.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias