PACIENTES RENALES Y ONCOLÓGICOS, VARADOS

De la Angostura a Bariloche, cuando la vida está en juego

La incomunicación por los arreglos en la ruta 40 tras el derrumbe, genera graves problemas en pacientes oncológicos y renales para seguir sus tratamientos.
miércoles, 7 de agosto de 2019 · 23:06

Pacientes oncológicos que deben viajar a Bariloche o a Neuquén, con turnos a último momento y drogas obligadas a mantenerse en frío. Otros, que hacen diálisis en Bariloche hace muchos años pero las horas que demanda el viaje y el trasbordo desde Villa la Angostura, pasando por Villa Traful, impiden sostener cualquier tratamiento. Historias de carne y hueso. Por estas horas, estas quejas van en aumento porque los pacientes son damnificados como el resto de los ciudadanos pero en muchos casos, su vida está en juego. “Nadie desde el Estado, en la Villa, nos resolvió ni nos preguntó cómo nos arreglamos.  Estamos varados en Bariloche porque con las 26 horas de viaje que nos demanda ir y venir, es imposible sostener un tratamiento como la diálisis”, explicó  Lucas Melo.

Efectivamente, tras el derrumbe de la ruta 40, continúa intransitable el tramo Villa la Angostura-Bariloche. La vía de comunicación terrestre para acceder o salir de La Angostura sigue siendo la Ruta de los Siete Lagos, a través de catamaranes. Por ahora, desde Vialidad Nacional se mantiene la medida de corte total del tránsito, desde las 18 y hasta las 9 horas del día siguiente.

“Dos días antes del derrumbe de la ruta, habíamos venido a Bariloche a realizar diálisis pero no podemos volver y nos quedamos cada uno donde pudo. Yo tengo PAMI, y desde el mismo centro de diálisis, la médica nos ayudó pero el problema es que no sabemos cuánto tiempo nos debemos quedar”, explicó Lucas. En una situación similar se encuentran otros tres pacientes y un acompañante. En su caso, debe realizarse diálisis tres veces a la semana.

“En esta situación, para llegar a Bariloche vía Villa Traful, desde Villa la Angostura, tenemos apoximadamente unas 7 horas de viaje, más otras 4 de conexión y otras 4 horas que estamos enchufados a una máquina. Hay que sumar las horas de regreso, es imposible ir y venir”, explicó Lucas, paciente renal desde hace 9 años. “En el hospital de La Angostura no se hicieron cargo, nos dejaron colgados. Y en el municipio menos, ellos prefieren hablar con los hoteleros que con nosotros”, se quejó.

Una decena de pacientes oncológicos están pasando por lo mismo. Están lejos de su hogar, no saben cuándo podrán regresar y los costos para afrontar estos gastos van en aumento obviamente, con el pasar de los días.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
100%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias