LE GANÓ LA PULSEADA A LA OBRA SOCIAL

Lhuanna dará un paso clave en su lucha transgénero

Tras el revés judicial a la obra social OSECAC, este miércoles realizará en Buenos Aires la primera consulta médica en el camino a una neovaginoplastía.
martes, 03 de septiembre de 2019 · 00:03

Lhuanna Díaz es una mujer trans que vive en Neuquén. Su caso es el primero judicializado en la Patagonia que ganó la pulseada y podrá realizarse una neovaginoplastía, pese a la reticencia inicial de la obra social a cubrir esa demanda. “A los 37 años tengo mi primer trabajo registrado y por eso puedo dar esta batalla. Esto comenzó hace un año y medio”, contó en diálogo con 24/7 Noticias.

En Buenos Aires, en el Hospital Durand las operaciones son gratuitas, pero la lista de espera es muy larga.  El cirujano urólogo, Javier Belinky, encargado del sector de Cirugía Reconstructiva Genital y Cirugía Transgénero de ese nosocomio será quien recibirá este miércoles a la neuquina, para avanzar en la primera consulta. Ella no tiene decidido aún dónde se realizará la intervención quirúrgica y tampoco tiene demasiadas expectativas sobre la charla, porque asegura que “durante todos estos años, ya investigué en que consiste y no tengo dudas. Toda la vida me quise operar”. No obstante, Belinky aclaró a este medio que “no es una cirugía estética, es funcional y extremadamente reconstructiva”.

Pero sin lugar a dudas, el paso que dará Lhuanna este miércoles significa mucho más que una consulta. “La oportunidad la tuve a los 37 años y dentro del colectivo, soy una privilegiada. En relación a nuestras mujeres, son desastrosos los números con el tema de las muertes y eso es por ausencia del Estado y de la sociedad”, opinó.

En este proceso, la ayudó el defensor oficial de la Justicia Federal, Pablo Matkovic quien explicó que la causa se inició, porque al contar con una obra social, solicitó el tratamiento hormonal y un turno con un cirujano plástico, especializado en esta práctica (en alusión a la neovaginoplastía). “Hoy tenemos la posibilidad de contar que la justicia le dio la razón y reivindicó que no había que poner límites. A ella, esta lucha le llevó toda la vida, ha sido muy valiente, no sólo por ella sino por todo el colectivo”, explicó.

A su turno, Lhuanna sentenció: “El problema comenzó cuando luego de presentar los papeles solicitados, me pidieron un informe psicológico y esto no está contemplado en la ley de identidad de género. Por derecho, no se me puede patologizar”. Y agregó: “Lo que pedí es que no me traten como enferma, porque ya ha pasado bastante y han quedado muchas en el camino. No es justo. ¿La democracia es sólo votar? No. Tiene que ver con convivir con lo diferente y lo diferente tiene derechos”.

Mirá el video completo, de la entrevista en Noticiero Central, Segunda Edición:

 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias