FISCALÌA ESTUDIA LOS RESTOS

Encontraron un esqueleto en la Margen Sur

El hallazgo fue fortuito y no trascendió el lugar para evitar la presencia de curiosos que destruyan la evidencia.
martes, 13 de octubre de 2020 · 18:57

Una salida en familia por la Margen Sur puede tener resultados insospechados. Es que explorando y revolviendo la arcilla de la barda, un hombre encontró un cadáver en un excelente estado de conservación. Tras tomar intervención, la fiscalía decidió analizar qué tipo de restos y determinar la data de la muerte. Claro que primero se debe elaborar un plan de extracción con especialistas para mantener su conservación intacta.

El hallazgo sucedió de manera fortuita y apenas divisado, se dio aviso al médico forense. Se supo que el hombre que lo encontró tiene una relación de amistad con el facultativo judicial y que, en definitiva, fue este quien puso en conocimiento de lo sucedido al Ministerio Público de Río Negro. De inmediato se hizo cargo de la causa el fiscal Martin Pezzetta, el encargado de llevar adelante la investigación.

Se supo que entre las primeras medidas dispuestas, fue preservar la zona, por lo que se mantiene en secreto para evitar curiosos en el lugar, como también ordenar las primeras pericias, en el campo y estudios genéticos necesarios para determinar en un primer momento si se trata de un humano y luego la data de la muerte.

Trascendió que a los expertos les sorprendió el perfecto estado de conservación ya que el esqueleto, por dimensiones similar a un niño, estaba intacto y con todos los huesos, pese a que serían de vieja data.
El trabajo se realiza en conjunto entre el Cuerpo de Investigación Forense, el Gabinete de Criminalística y la Unidad  Operativa para la Investigación Fiscal. Y juntos, con ayuda de expertos determinarán cuál es la forma más eficaz de extraerlo y evitar poder dañar el esqueleto para su posterior estudio.

El cadáver apareció en una ladera de la barda, semienterrado entre la arcilla y sedimento que arrastra el agua cada vez que llueve. A los especialistas que vieron las primeras fotos, les sorprendió que entre los restos, el cráneo aparecía completo, con las piezas dentarias y hasta la mandíbula inferior.

Hace casi un mes, en Neuquén se montó un operativo similar ante el hallazgo de un cadáver enterrado en el patio de una vivienda de Lanín al 700, luego se comprobó que eran de una mujer fallecida hace más de cien años, en lo que se convirtió en el primer registro arqueológico de rastro humano en la ciudad de Neuquén. Aunque en un primer momento había tomado conocimiento de la aparición el juez Gustav Villanueva, a cargo de la causa por la desaparición del estudiante de Picún Leufú, Sergio Ávalos.

Comentarios