CARRERAS VOLVIÓ A PEDIR DIÁLOGO

Hospitalarios evalúan acampes, renuncias y paros

Crece el malestar por el plantón de la gobernadora en Cipolletti. Sin embargo, hoy pactarán las condiciones de un nuevo encuentro con el gobierno
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 11:25

Sigue el malestar entre los trabajadores, profesionales, técnicos y enfermeros de la Salud de Río Negro, luego del plantón de la gobernadora Carreras en Cipolletti.

Ayer las manifestaciones se sintieron en todos los hospitales de la provincia y las asambleas analizaron medidas de fuerza que se irán concretando durante la semana próxima en todos los centros de salud.

Durante la mañana se confirmó la renuncia del médico José Rovasio a la dirección del hospital Zatti de Viedma. Y durante el día se fueron conociendo también los motivos de esa renuncia. Los trabajadores señalaron que esa decisión se debió a "presiones" de la gobernadora y se manifestaron frente a la legislatura que ayer sesionó de manera presencial y virtual.

El personal del Zatti también planteó el pedido de renuncia del ministro de Salud, Fabian Zgaib e insistieron en la necesidad de un alineamiento de otros hospitales. En ese sentido, alentaron la presentación de renuncias de los jefes de servicios, algo que en Roca también se debatió y se resolvió una marcha para el próximo martes. En Bariloche la protesta se realizó en las escalinatas del hospital Ramón Carrillo. Surgió como posibilidad un acampe frente al hospital, la renuncia de las jefaturas de muchos servicios y la posibilidad de adherir a un paro provincial, manteniendo la atención de las urgencias.

En tanto anoche los delegados agrupados en la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa) debatieron las propuestas surgidas a lo largo del día en las asambleas locales. Entre las alternativas algunos trabajadores se manifestaron a favor de una carga parcial de los datos de covid-19 en el sistema nacional. Y volver a la medida de protesta que incluía la renuncia masiva de los jefes de servicio de distintas áreas y en todos los hospitales públicos de la provincia. "Es una medida fuerte que genera un gran impacto dentro de las estructuras sanitarias", dijo una de las voceras del grupo de sanitaristas de Roca, quien aclaró que tampoco descartan el acampe en Viedma o retención de servicios.

Los trabajadores de la salud autoconvocados señalaron que “no confían en la palabra de la gobernadora a partir de ahora y recordaron el silencio que mantuvo durante más de un mes de reclamo en todos los hospitales”. Señalaron “que las acciones que en adelante se tomen responden al fracaso de su gestión en materia de salud pública”.

Sin embargo, ayer también, Carreras abrió un canal de dialogo para recomponer la relación. Desde el sector de los hospitalarios se designó a un interlocutor para que durante este viernes se pacten las condiciones de un nuevo encuentro con el gobierno provincial.

Comentarios