TEMPORADA TURÍSTICA

Los contagios de Bariloche rozan los mil y hay preocupación

Con este panorama está en duda la apertura de las fronteras provinciales para recibir turistas de todo el país.
viernes, 27 de noviembre de 2020 · 00:00

Pasó una semana desde la advertencia del municipio y la provincia de que si no bajaba el número de contagios en Bariloche, la apertura de la temporada turística corría peligro de postergarse. Sin embargo, los casos de Covid-19 suben y suben al punto de quedar a sólo un paciente de los mil pacientes activos.

No solo la preocupación es por la cantidad de enfermos de coronavirus detectados, también el colapso del sistema de salud. Las 10 camas de terapia intensiva que llegaron esta semana como medida paliativa no alcanzaron y sólo queda una libre. Entonces es altísimo el riesgo de tener que empezar a implementar los protocolos de emergencia para decidir a quiénes se les da la posibilidad de tener cuidados intensivos y la asistencia respiratoria mecánica, y a quienes se los asiste en una muerte digna.

En el parte diario de anoche, la secretaria de Salud Mercedes Iberó confirmó que en la ciudad de mayor población de la provincia "hay más de 4 mil personas que deben estar en sus domicilios, los casi mil casos activos y más de 3 mil aislados por contactos estrechos”. Un número imposible de controlar por parte del personal de epidemiología, por lo que nuevamente se pone en debate la falta de responsabilidad individual.

Hace una semana, fue el intendente Gustavo Gennuso quien viajó a Viedma a elaborar una estrategia junto con la gobernadora para bajar el número de contagios. Sin embargo, las medidas no fueron tan efectivas y tampoco tan duras. Es más, hasta el propio mandatario informó el domingo que tiene Covid.

La advertencia de aquel momento era la necesidad imperiosa de bajar los contagios porque con este número corría riesgo abrir la temporada turística. Entre todas las medidas estudiadas, se redujo un par de horas el horario de tránsito de personas en la calle. Que evidentemente no fue suficiente. Además de buscar más contagios en los barrios con el plan Detectar.

Con el intendente fuera de tareas por el aislamiento obligatorio, se espera que en las próximas horas pueda haber anuncios de mayores restricciones para poder frenar los contagios. 

A raíz de la cuarentena, la crisis económica en Bariloche es tremenda. Se perdió toda la temporada de invierno y las esperanzas de todo el sector turístico, la principal industria de la ciudad, apuesta a recuperar ingresos y puestos de trabajo durante el verano. Aunque son conscientes de que con tamaña cantidad de contagios y sin posibilidad de respuestas del sistema de salud, el destino de los turistas pude ser otro.

Comentarios