OBSERVATORIO ASTRONÓMICO

INVAP participará del proyecto científico LLAMA

La empresa rionegrina instalará la antena del radiotelescopio de Alto Chorrilos, Salta, con un presupuesto de 20 millones de dólares.
martes, 1 de diciembre de 2020 · 00:00

La empresa rionegrina INVAP ejecutará las obras fundacionales y de montaje del radiotelescopio LLAMA, el proyecto científico tecnológico más importante del Mercosur lleva dos años de inactividad en Alto Chorrillos en Salta. La firma con sede en Bariloche tendrá que montar la costosísima antena que ya pago Brasil para el observatorio astronómico de ambos paises que esta paralizado desde 2018 porque Argentina no realizó la inversión comprometida.

El secretario de Articulación Científico Tecnológica de la Nación, Juan Pablo Paz informó que “INVAP estará a cargo de la instalación y puesta en marcha del radiotelescopio de Alto Chorrillos hasta la primera luz”, como se denomina a la expresión con la que científicos definen al inicio de las exploraciones astronómicas.

El funcionario precisó que aún no se firmo el convenio, pero la empresa estatal rionegrina ya puso un equipo de seis ingenieros a trabajar en el proyecto ejecutivo de las obras. Los trabajos arrancarán en 2021 con 18 meses de tiempo de ejecución. “INVAP es una empresa muy seria que ofrece todas las garantías que necesita LLAMA en esta fase”, recalcó.

LLAMA es una colaboración internacional de Argentina y Brasil que, a través del radiotelescopio de Alto Chorrillos y su operación en tándem con las antenas del complejo Alma -instalado en Atacama, Chile-, permitirá ampliar las investigaciones sobre la generación de los agujeros negros, el nacimiento de las estrellas y el origen mismo del universo.

Por otra parte, posibilitará ahondar en los estudios de las señales en bandas de frecuencia ultracortas, que son consideradas el futuro de las radiotelecomunicaciones en el mundo.

El proyecto tiene un presupuesto de 20 millones de dólares, que se comprometieron a financiar en partes iguales Brasil y Argentina en 2014. La contraparte brasileña costeó la fabricación de la radioantena, que tiene 12 metros de diámetro y 90 toneladas de peso solo en sus bases, y la logística de su transporte desde Alemania hasta el puerto de Zárate. Argentina debe completar con recursos del presupuesto de Ciencia y Tecnología la instalación y puesta en marcha del radiotelescopio, y eso es lo que hará INVAP.

Comentarios