BRIGADISTAS OSADOS

Cuando reparar una antena es una aventura riesgosa

Una antena vital para las comunicaciones fue reparada a más de 2 mil metros sobre el nivel del mar, en medio de la nieve.
miércoles, 15 de julio de 2020 · 15:41

Brigadistas del Parque Nacional Lanín trabajaron bajo condiciones complicadas y lograron cambiar las baterías que garantizan las comunicaciones de una antena repetidora ubicada a 2.100 metros sobre el nivel del mar, a la que llegaron con la ayuda de uno de los helicópteros del Estado neuquino.

Una vez en la montaña también despejaron los paneles solares, que estaban literalmente tapados por un espeso manto de nieve, que les impedía alimentar a los acumuladores.

Los brigadistas -pertenecientes al Departamento Incendios, Comunicación y Emergencia de ese Parque Nacional- explicaron que existen dos senderos que llevan hasta ese lugar. Pero en esta época del año se tornan intransitables, producto no sólo de las gélidas temperaturas sino y fundamentalmente por la acumulación de nieve. Llevar las baterías a pie por un sendero que desapareció bajo la nieve, era lisa y llanamente imposible.

Los equipos que se ubican allá en lo alto son fundamentales para las comunicaciones entre los guardaparques, la Gendarmería y otras instituciones; y constituyen una herramienta clave en las operaciones de rescate de pobladores o de quienes sufren inconvenientes en las rutas.

“Lo que hicimos fue el mantenimiento de la Repetidora Sur que cubre gran parte de la Ruta de los Siete Lagos”, explicó Leo Manrique, uno de los integrantes de aquel Departamento que realizó esta tarea junto a Víctor Curruhuinca y Yair Epulef. Agregó que dicho equipo también “brinda servicios a los sistemas de Bomberos de Meliquina y de San Martín de los Andes”.

El banco de baterías se había agotado y las tareas de reemplazo y mantenimiento se habían tornado impostergables. El helicóptero fue fundamental para poder realizar la tarea.

 

Comentarios

Otras Noticias