RESTOS ARQUEOLÓGICOS

La mujer del pozo: ¿Una nómada de pueblos antiguos?

El hallazgo fue a 1,20 metro de profundidad, sobre una arena muy fina que indica que hubo movimiento de agua con poca fuerza.
miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 11:54

Después del hallazgo de los restos óseos que encontraron albañiles en la capital neuquina, el Director Provincial de Patrimonio Cultural, Carlos Cides, dio más detalles del trabajo que se está realizando desde su intervención y confirmó que son restos de más de 100 años tal como lo había adelantado la antropóloga Claudia Dellanegra.

“Generalmente haciendo pozos o zanjas surgen estos hallazgos” dijo Cides en AM 550 y 24/7 Canal de Noticias y explicó que primero criminalística hace una evaluación inicial y si por el entorno, por la forma en que están en el lugar y con un poco de historia determinan que los restos tienen más de 30 años, por ley se consideran restos arqueológicos. Esto es lo que sucedió ayer martes en Lanín al 700.

Los operarios se encontraron con un cráneo y una parte del maxilar, primero la fiscalía convocó a investigadores de la universidad y cuando determinaron que el esqueleto estaba completo y que no había indicios de un homicidio u ocultamiento de un cuerpo, el fiscal dio intervención al  departamento de arqueología de la Dirección provincial de Patrimonio cultural.

Cides explicó que para determinar la antigüedad de los restos  se debe realizar un estudio de carbono 14, que solo se hace en Inglaterra y Estados Unidos, pero recordó que  “tenemos entre 2500, 4000, 6000, 7000 y  12 mil años antes del presente detectados en la provincia que hay poblamiento humano, que generalmente eran nómades que se desplazan cerca de los ríos, y la calle Lanín era uno de los brazos del río”.

“Vamos a revisar el catastro de Neuquén, tenemos relevados desde 1919 a la fecha algunos planos de la ciudad” ahora se debe historiar, medir los huesos, y acomodarlos dijo Cides, además reconoció el gran trabajo que se pudo hacer levantando todos los restos del lugar.

El fechado de esos huesos es fundamental para decir de qué se trata” dijo y explicó que el esqueleto fue encontrado a 1,20 metro de profundidad, sobre una arena muy fina que indica que hubo movimiento de agua con poca fuerza, por lo que se podría ser parte del poblamiento nómade.

 “Tenemos determinado por distintos estudios el comportamiento del poblamiento humano del pasado, en 1550 llegó la colonia española a lo que hoy es Chile, a partir de ahí se hicieron un montón de relevamientos a través de los Jesuitas, ellos avanzaban, iban evangelizando, tomaban contacto con los pueblos preexistentes, esos registros los hemos ido buscando” dijo Cides y agregó que todo indica que todo “que son recolectores-cazadores que movían la toldería, siempre detrás de su animal, siempre haciendo su trashumancia para que coma y se alimentaba de moluscos, de pequeños bichitos que podían sacar del agua. La vaca., el caballo, el chivo y el cordero eso no estaba acá, eso fue incorporado desde Europa, acá había guanacos, choiques, piches, la liebre también es europea, la dieta no era muy variada y tenían que andar atrás de ese recurso para poder alimentarse y alimentar a su familia”.

 

Comentarios

Otras Noticias