LIQUIDACIÓN EN UNA LIBRERIA

Gutiérrez pidió "alternativas" para que Libracos no cierre

Santiago Rivas, hijo de los propietarios de Libracos aseguró que la “situación es delicada” y quieren “salvarla”. El gobierno neuquino se comprometió a ayudar.
martes, 5 de enero de 2021 · 16:46

En horas de la tarde del martes se conoció vía Twitter que el gobernador Omar Gutiérrez pidió al Ministerio de Educación, al Ministerio de las Culturas y al COPADE que busquen alternativas "que nos permitan contribuir a afrontar la situación dificil que atraviesa la librería" Libracos. "Como neuquino no me es indiferente la situación que atraviesa la querida Libracos, un actor destacado y de amplia trayectoria para nuestra cultura intangible de la provincia" publicó Gutiérrez.

A fines del 2020 desde la cuenta oficial de la librería Santiago Rivas expresó:“Queremos decirles que lamentablemente no estamos seguros de que haya un 2021 para Libracos”. Sí, la histórica librería del bajo neuquino le hace frente a la crisis económica agudizada por la pandemia de coronavirus y busca alternativas para evitar un cierre definitivo. 

“No nos está quedando mucha opción más que liquidar nuestros libros para pagarle al personal y nuestro proveedor” continuó el mensaje que rápidamente se viralizó y escritores y lectores, a su vez, lanzaron una campaña en redes para apoyar la iniciativa.

Santiago, hijo de los propietarios dialogó con mejorinformado.com y reconoció que “nos sorprendió la rápida reacción que hubo de parte de toda la comunidad” y que si bien “es una situación crítica y delicada” el único objetivo para este 2021 es “salvar la librería, peleándola y mantenerla abierta”.

Rivas agregó que no es la primera crisis económica que atraviesa la librería “mis viejos pasaron muchas durante muchos años. Son crisis que estamos acostumbrados a tener”, pero sin dudas “los últimos 4 años se agravaron con la pandemia”. 

La librería fue fundada en octubre de 1973 en la esquina de Perito Moreno y Corrientes. Fue Marta Echeverría quien pretendía establecer en la capital neuquina un nuevo espacio cultural. En 1975 una bomba destruyó la fachada de la librería y el atentado se adjudicó al accionar de la Triple A. Fue durante la dictadura que Echeverría debió exiliarse en Brasil y así la librería llegó a manos de Néstor Rivas y Genoveva “Beba” Jaramillo, sus actuales propietarios. 

“Tal vez se entendió que la librería cierra, pero la idea es seguir peleándola y mantenerla abierta. Tenemos ganas de salvarla. Ninguno de nosotros quiere cerrar. Los empleados tuvieron puesta la camiseta siempre. No queremos cerrar una fuente de ingreso” apuntó Rivas. 

Reinventarse fue quizás la palabra que más resonó en 2020. Miles de personas tuvieron que hacerlo. Algunos con mejores resultados que otros, pero, en fin, lo hicieron. Santiago apuesta a que la liquidación de mercadería sea el trampolín para evitar el cierre definitivo: “La liquidación es un incentivo para la gente que está dudando en comprar un libro. Los libros no son esenciales y uno piensa dos veces antes de comprarlo”.

Y continuó: “a mucha gente le gusta leer, otros quieren comprar libros e incluso regalar y la idea es facilitar las compras y ver si eso nos alcanza para surfear la última cresta de la crisis tan larga”. 

Ahora la convocatoria será hasta el 15 de enero y apunta a que “todos los que podamos compremos un libro en la librería” para uno, para el otro y para mantener con vida más de 45 años de historia. 

 

Comentarios

Otras Noticias