EL REINO DEL REVÉS

Condena a un sindicato por despedir a una empleada enferma

Luego de la muerte de un bebe prematuro, la mujer le confió a su jefe que tenía una patología y en caso de otro embarazo debía hacer reposo.
martes, 17 de mayo de 2022 · 13:01

La creación de los gremios, entre otras cosas, permitió que los derechos de los trabajadores sean respetados de otra manera, ya que la lucha no era individual y pasaba a ser conjunta con una institución que vele por esa protección. Sin embargo hay veces que la teoría no llega a la práctica, como sucedió en una farmacia sindical, en la que despidieron a una empleada luego de enterarse que tenía una patología que en caso de quedar embarazada debía permanecer en reposo absoluto, todo luego de la dramática pérdida de un bebe prematuro pocos después de su nacimiento.

La damnificada se presentó hace varios años a la Justicia, en la que luego de un largo padecimiento, logró tener una sentencia a su favor en el que se comprobaba el despido sin causa por parte de la Farmacia Bancaria de Viedma. Sin embargo, los abogados del sindicato decidieron apelar la sentencia y llegaron al Superior Tribunal de Justicia, que después de un análisis decidió ratificar la decisión de la Cámara Labora de esa ciudad.

Con el voto de los jueces del STJ, se confirmó la sentencia laboral que obliga al sindicato dueño de dos farmacias en la capital rionegrina, a indemnizar a la empleada despedida sin causa, luego de dar a luz prematuramente un niño que a los pocos días murió. Los abogados de la Asociación Bancaria alegaron que la trabajadora se había negado a cambiar de sucursal, pero para los jueces se probó que la cesantía estuvo ligada al embarazo.

Según lo que se pudo saber, la trabajadora comenzó la relación laboral en 2011. En 2016, tras perder un par de embarazos, finalmente la mujer dio a luz a su hijo, pero el parto fue prematuro y el bebe murió poco tiempo después. Luego de la licencia correspondiente, se reincorporó a su lugar de trabajo y en una charla con el jefe de personal, se descargó y le comentó que en caso de volver a quedar embarazada debía hacer reposo desde el primer día, ya que su médico le había advertido de una patología que tenía. 

Apenas una semana después, fue despedida sin ningún tipo de razón. Para La bancaria, la trabajadora nunca comunicó que estaba embarazada y tampoco acreditó el nacimiento de su hijo, ni el fallecimiento. Y en su descargo, justificó el despido responsabilizando directamente a la mujer que se "a aceptar su traslado a la otra farmacia" que tienen en Viedma.

En el fallo de primera instancia, la Cámara se inclinó por considerar que "un acontecimiento tan desgraciado puede provocar consecuencias en la salud física, psíquica y emocional de la mujer trabajadora que pueden repercutir negativamente en su desempeño laboral y exponerla a un mayor riesgo de pérdida de su empleo, lo que justifica el mantenimiento de la protección".

Con respecto al descargo de la parte empleadora, los jueces resolvieron que "no se ha dado una buena razón que permita entender por qué se optó directamente por despedirla sin causa". Y ordenaron que se le abone a la empleada indemnización ya que se "tuvo por activada la presunción legal de que el despido obedeció a razones de maternidad, sin que obste a ello el hecho de que el bebé falleciera inmediatamente luego de nacer".

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias