Nido de las manos

Manta y galpón

Entre ovejas y pájaros; entre el silencio del bosque y el ruido del agua; entre la noche oscura y el cielo destellante, allí, en Aluminé está El Galpón donde muy pronto, seis almas creatvas pondrán en marcha sus experimentales proyectos.
martes, 15 de enero de 2019 · 00:00

Por Carla Barbuto

Del 18 al 28 febrero, seis personas -artistas y afines- eligen instalarse en un galpón ubicado a 17 km de Aluminé y participar de la residencia Manta & El Galpón, cuya convocatoria está abierta hasta el 25 de enero.

“Esta residencia está destinada a la investigación y a la experimentación. El formato privilegia los proyectos que no sólo tengan que ver con prácticas artísticas o afines porque no todos los participantes son artistas. Pueden ser docentes, escritores, poetas…”, cuenta Suyai Otaño, quien coordina la residencia junto con el artista Horacio Occhi.

Aislados pero juntos; a oscuras pero iluminados; incomunicados pero en comunión, la propuesta es llevar adelante “proyectos que no tengan que ver con lo que hacemos últimamente, con algo que estemos acostumbrados a ver”, nos explica Suyai.

¿Quiénes pueden participar? Artistas y afines. ¿Afines? "Se anota gente que escribe sobre qué pasa en el lugar, se anotan periodistas, poetas. A Manta vinieron un montón de escritores porque son espacios de mucha concentración, ideales para curiosear hacia a dónde querés seguir con tu proyecto”, asegura.

El Galpón, un residente más

La propuesta es singular por donde se la mire. No se trata de cualquier galpón perdido en la Patagonia. “El galpón es un lugar que te interpela/ Que te hace pelar desde adentro digamos/ Es un cubo de chapa/ Es un lugar con historia pulcrizado, ahumado innovado/ Producción agrícola, producción artística, soledad, viajes/ Mucho ruido a agua, a ovejas, a pájaros. Nunca un celular/ Nunca internet”, prometen los organizadores desde su web.


“El lugar es una fábrica de dulces artesanales. Es un lugar especial, no tenemos Internet, estamos aislados. La experiencia es bastante inspiradora, te olvidas del celular y un montón de cosas empiezan a suceder”, promete Suyai.

Patagonia presente

Este espacio de investigación y trabajo artístico está en permanente comunión con la naturaleza. “La mayoría de las actividades que vamos a hacer son caminatas a bosques abandonados (quemados o cuevas). No son todas actividades propias del mundo del arte sino que la idea es dislocar el proyecto de cada uno”, dice la coordinadora.


En Neuquén, a 17 km de Aluminé, en un Galpón (que no es cualquier galpón) se juntarán seis almas creativas dispuestas a curiosear y dejarse llevar para que sucedan cosas, para "artear".



100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias