Nido Ordenado

Modo desapego on

La propuesta es aprovechar el impulso del Año Nuevo para hacer rendir los días de vacaciones y hacer un orden liberador en la casa.
jueves, 17 de enero de 2019 · 09:02

Por  Letty Noel, personal organizer 

Con el comienzo del nuevo año, para muchos llega la inevitable lista de objetivos disfrazada de la famosa frase “este año juro que…”. Entre los proyectos, metas y propósitos más mencionados están: Bajar de peso, aprender un nuevo idioma o a tocar un instrumento, hacer ese viaje que venimos posponiendo, ahorrar más, etc. Cuando hablamos de renovarnos también más de uno hace mención a poner orden al caos que se viene bancando en algún espacio de la casa o simplemente a reinventar ese rincón.

Dejame decirte que es posible disfrutar del sol, los amigos y la familia, y aun así tener tiempo y éxito en recuperar ese espacio dado vuelta y convertirlo en tu pequeño paraíso, porque para organizar no necesitas un día entero o levantarte súper cargada de energías.

 

Que las cosas circulen
Simplemente es cuestión de dividir las tareas en partes y tener en cuenta que para que haya un cambio visible hay que simplificar (donando, vendiendo o tirando).
El criterio es deshacerse de lo que no nos sirve ni necesitamos, lo que tenemos duplicado o triplicado y lo que no nos gusta; y hacerlo en un lapso de tiempo establecido (pueden ser 10, 15 o 20 minutos). El único objetivo es que ese espacio se vea mucho mejor de lo que se ve en el momento.

 

Siete proyectos capitales
Te comparto siete proyectos de organización con los que tu hogar va a verse instantáneamente más funcional y sentirse más liviano:

1- Disponer de una estación de donaciones
La idea es crear un espacio accesible para todos los miembros de la familia en el cual puedan dejar las cosas para que circulen. El objetivo es convertir en un hábito la conducta del desapego a lo material a la vez que logramos constancia y autonomía de parte de cada integrante de la casa en el ejercicio de desprenderse de objetos innecesarios.
2- Revisar fechas de vencimiento
Aunque parezca increíble, guardamos muchas cosas que ya expiraron. Una buena manera de hacer lugar es revisar el vencimiento de productos tales como condimentos y alimentos no perecederos, medicamentos, maquillaje, productos de limpieza, insecticidas, pegamentos y documentación caduca…
3- Deshacerse de los papeles
Las facturas que pagamos de manera electrónica, los resultados de los análisis médicos, las hojas “borrador”, las revistas, los folletos, los cinco juegos extra de fotocopias por las dudas de ese papel que ya no es importante, las bolsas de cartón (que parecen coleccionables, pero no lo son), etc.
Te recomiendo revisar todo eso y descartar lo que no sirve.


4- Por cada nuevo objeto que entra a la casa, debo descartar otro
Esto es muy simple, si no me deshago de nada entonces la casa, la habitación o ese cajón que seguro te vino a la mente van a estar siempre desbordados o a punto de hacerlo.
5- Organizar el cajón del “vale todo”
¿Viste ese mueble que tiene uno o varios cajones donde sabes que está lo que necesitas vos, tus hijos, tu pareja, tus amigos? Todo está ahí, desde artículos de librería, herramientas, pilas, remedios de venta libre, de todo.... Pero seguramente no vas a encontrar lo que buscas en ese momento porque hay una pila de otras cosas encima y definitivamente es menos trabajo y tiempo comprar lo que buscas. Es hora de poner orden ahí.
6- Vender objetos en desuso
Es fácil como contar hasta tres. Fotografiar, poner el precio y elegir dónde publicar. En menos de lo que pensás vas a ganar espacio y dinero.
7- Armar un centro de control
¡Término fuerte para algo que nos va a resolver las corridas del año! Se trata de tener, en un lugar neurálgico de la casa, una pizarra con los horarios de las actividades de los integrantes de la familia, las fechas importantes del mes, la lista del súper con la que todos pueden colaborar, las tareas del hogar que puede realizar cada integrante del hogar, espacios para los papeles que entran a la casa, los cargadores de electrónicos y porqué no, hasta sumar ganchos para colgar loncheras, la cartera y las bolsas para el súper.

 

Por último, como reflexión, pensemos en el orden como una herramienta que nos equilibra, que armoniza las emociones y mejora el flujo de energía. A veces para transformarnos por dentro hay que transformar lo que nos rodea.
Si tuvieses 10 minutos para organizar un espacio de tu casa, ¿cuál sería?

77%
Satisfacción
22%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias