Nido antiheroes y antiprincesas

Chile, una revolución ilustrada

El "Chile despertó" marca el fin de una Chile. El "Chile despertó" marca el nacimiento de una nueva era político-social en nuestro país hermano. Y el artista chileno Leonel Arregui la cuenta como mejor saber hacerlo, con papel y lápiz.
jueves, 24 de octubre de 2019 · 06:51
Por Mime Mascaró

Leonel Arregui es un artista gráfico y filósofo visual chileno. Desde su existencialismo ilustrado editorializa la crisis chilena sublimándola en arte. A continuación, su obra sobre el estallido:

"Yo creo que aquí se está mezclando de todo. Por una parte está la experticia militar y de quienes dominan el país. Generando una escalada de violencia y permitiendo que violentistas  realicen saqueos y generen el caos. Hubo demasiada coordinación en la quema de las estaciones de metro y eso denota que hay mano oscura en eso. Según vídeos, y también según lo que pienso, muchos de los atentados incendiarios son realizados por personas ajenas al movimiento social. Generar caos y mostrar eso al mundo. Asustar a la población."

 

 

"Por otro está el real descontento del pueblo de Chile. Partimos con el metro de Santiago, los jóvenes estudiantes adolescentes como siempre dieron inicio a un despertar social, el descontento fue en escalada, hace años, desde siempre que en nuestro país se vende la imagen de estabilidad y buena economía. Pero eso se logra a costa de tener un índice de felicidad muy bajo. Se trabaja mucho tiempo a la semana, se gana poco en relación al costo de la vida y se vive endeudado, toda la vida la gente le está pagando algo a algún banco o tienda comercial, aquí en Chile la gran mayoría funciona con deudas y eso los hace esclavos ya que su dinero es siempre de otro. Se jubila con miseria y el dinero no es tuyo, las isapres te lo retienen, nunca está el total de lo que impusiste a tu disposición. La salud es precaria en el sistema público y el privado es muy caro. La educación igual. Los profesores ganan poco y trabajan mucho. Los recursos naturales son de empresas extranjeras y los territorios indígenas no tienen ningún resguardo."


 

"Chile es un feudo, un negocio, y no es de los chilenos. Uf. Es mucho. Hay razones para explorar. Somos como el niño que ha sido maltratado toda la vida y que nunca ha dicho nada y ahora reventó."

 

 

"Yo sólo creo que hay que vincularse. Relacionarse de nuevo con vecinos amigos familia, comprender y apreciar lo que somos y tenemos en cuanto a los afectos. También es necesario que cada quien reconozca sus herramientas y se ponga al servicio de los demás. Y seguir manifestándose y cuidándose entre todos. Ya no podemos ni debemos estar solos. Creo que cada quien debe saber cuál es su límite y hasta cuánto está dispuesto a soportar. Creo que nuestra personalidad retraída debe cambiar y desde ya instaurar la denuncia y el hacerse respetar como algo intrínseco y valioso del humano, del chileno y la chilena. Y no tener miedo, y si surge que sea un motor para una nueva acción." 
 

 

 

"Yo he intentado crear material que llame a soldados y policías a comprender que su lugar es con el pueblo, es utópico pero lo intento, pero eso no niega mi profundo sentir y mi rabia ante el abuso y violación a los derechos humanos. Cada cual en chile está esperando el resultado de todo esto, pero en la marcha nos estamos fortaleciendo. Vamos a salir bien de esto. Lamentablemente habrá muchos que mueran y salgan heridos... nuestro deber es no olvidar, que no sea en vano su sacrificio."

 

Leonel piensa, "¿Qué hacemos? Por ahora reflexionar. No arriesgarnos a la violencia ya que ellos son y serán los dueños de la fuerza. Pero el sentido y razón es nuestro. Para cada uno es necesario darse el tiempo personal para entender idear y comenzar a ejecutar en nuestro actuar diario. ¿En dónde soy dependiente de este sistema? ¿Qué puedo hacer para cambiar mi lugar de empleado consumidor esclavo? Son tiempos difíciles y necesitamos tener la calma y equilibrio para llegar a la mejor respuesta. Ayer le decía a mis seres queridos esto... tengo pena y rabia, pero me niego a sentir miedo... eso quieren que sintamos al mostrar sus armas, nosotros no tenemos armas, nosotros vamos a actuar de otra manera para dejar la sumisión sin violencia... ¿cómo? No sé. Cada cual tiene tarea para la casa. Siento que hay que seguir. Resistir. Y no aceptar migajas. Si Chile se levanta es el ejemplo claro que el modelo de mercado no sirve. Éramos el estudiante predilecto de los yanquis. Si nosotros despertamos los demás países tienen aún más razones para luchar."

 

 

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias