Nido de las Manos

Quién pudiera escribir, como pinta Dedotinta

Le pedimos a la artista plástica Astrid Thumann, que eligiera una obra que sintetizara su obra. Y Astrid eligió contarnos un cuento.
miércoles, 27 de febrero de 2019 · 00:00

Por Mime Mascaró.

 

Cadáver exquisito

“ Y un día se preguntó qué pasaría si unía su corazón al de la tierra”.

Obra pictórica-literaria: Encuentro de vida y muerte en el sol central (Astrid Thumann,2016).

 

Dicen que en un sueño muy antiguo se encontraba una niña que en sus momentos de soledad jugaba en el jardín , con las plantas, con los animales. Estaba lleno de cristales, de ánimas, de seres, que no podía ver pero que podía percibir. Se calentaba con el calorcito del sol, le encantaba ver cómo se movían las nubes, el canto de los pájaros, los distintos sonidos, todo, todo a ras del suelo. Su visión siempre era estando bien pegada a la tierra. Miraba el sol y las hojas que caían y un día se preguntó qué pasaría si unía su corazón al de la tierra. Cuando pegó su corazón a la tierra, cerró los ojos, empezó a seguir su pulso, su latido, intentando encontrar el de la tierra. Cuando esto sucedió pudo ver un esqueleto, en las capas más profundas de la tierra, cerca, cerca del sol central. El ajuar acompañaba este esqueleto. Todo lo importante estaba allí.La niña quería estar allí también. Por un instante casi se queda. Entendió que había que volver. Hizo esfuerzo para mover nuevamente su cuerpo, para abrir los ojos, para volver al momento presente, y pudo entender que todo lo que nos llevamos a la profundidad de la tierra es lo que amamos, es todo lo que construimos, todo a lo que le dedicamos corazón en la superficie.

Le pedimos a la artista plástica Dedotinta (Astrid Thumann), que eligiera una obra que sintetizara su obra.

Y Astrid  eligió contarnos un cuento.

 

Una oscuridad que alimenta

Ni su obra ni ella son lineales, son yuxtapuestas, heterodoxas y heterogéneas, del mundo del ver , del mundo del leer, del mundo del sentir. Y así , tomando su método como forma, y usando sus propias palabras como trazo, la definimos desenterrando el cadáver exquisito de sus autodefiniciones:

 

He pasado primero que nada por la línea , soy muy fanática de la línea… A veces pienso desde el color… He profundizado también en mezclas de materiales, ¿Qué pasa cuando ese material se junta con otro, se seca, se corta, se fusiona? Después todo eso, ¿Cómo lo traslado a la obra? , ¿Lo traslado?,¿No lo traslado?, ¿Me sirve?... Aceptar,aceptar y fluir con lo que se me presenta y no intentar ser todo el tiempo creadora de imágenes o de relatos...Cuando mejor creo es cuando estoy más en contacto con las sombras, con la oscuridad. No a un nivel patético, sino una oscuridad que alimenta… Por lo general para mi ,y en mi obra, la imagen está embebida de un relato escrito, tal vez no está escrito en palabras, muchas veces simplemente está escrito en mi memoria… Lo simbólico me parece un lenguaje exquisito, es una de mis debilidades. Lo utilizo mucho anhelando construir un lenguaje cada vez más simple...El relato está siempre, me interesa mucho que el otro cuente...en mi obra le permito al otro que pueda volar .

 

Mujer Fuego.

 


Niña Interna y sus ánimas.

 

Calendario Brujeres 2019. En la foto, Astrid y su padre en distintos momentos de sus vidas.

 

La Casa de las Flores Eternas 

Uno de sus proyectos es La Casa de las Flores Eternas. 

La Casa de las Flores Eternas. La obra sobre el proyecto de la obra será expuesta en el Centro Cultural Haroldo Conti en el marco del 8 M, muestra curada por Kekena Corvalán.

 

Dedotinta es de estirpe fotográfica. Su padre y sus abuelos lo fueron. Aquí una reinterpetacion en negativo de su poryecto.

 

La Casa de las flores eternas empezó siendo un proyecto para una casa en un tamaño de 2,5m alto por 2m x 2m de ancho y de profundidad, para ser instalada en un espacio público como instalación efímera. Las flores serían llevadas a ese tamaño y estarían hechas todas de papel. La idea empezó siendo el traspaso de una manualidad ,de conocimiento, de mujer a mujer. Ese fue el proyecto principal . A partir de eso, decantó en otras cuestiones , como por ejemplo esto, comenzar realizando la maqueta. Para poder ejecutar el proyecto hace falta que alguna marca de papel sponsoree la obra. La obra en escala estará expuesta en el Centro Cultural Haroldo Conti en el marco del 8 M 

El jardín de los presentes

¿Lo sabrá Dedotinta? ¿Sabrá que el cuento que cuenta que cuenta su obra, es la mismísima sensación que nos produce…?“El ajuar acompañaba este esqueleto. Todo lo importante estaba allí. La niña quería estar allí también. Por un instante casi se queda. Entendió que había que volver.” Y cuando creemos que las palabras de la artista siguen en el agujero negro del eco de nuestros pensamientos, descubrimos que es nuestro pensamiento el que habla sobre su obra en sus propios términos. Esas ganas de quedarnos y esa urgencia de partir, de volver para contar lo que hemos visto. Así se vuelve de la obra de Dedotinta, como niñas, sin querer pero queriendo.

 

Dedotinta por Dedotinta.

 

(Más obra de la artista en la galería de imágenes) 

75%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias