CRUELDAD ANIMAL EN RÍO NEGRO

Jonathan Jara va a juicio por la muerte de Estelita

La defensa del único imputado buscará probar durante el debate que Jara no es el autor del hecho.
jueves, 11 de febrero de 2021 · 22:19

El Ministerio Público Fiscal de Río Negro informó este jueves que tras realizarse la audiencia de control de acusación, la fiscalía solicitó que avance a la etapa de debate oral y público la investigación por el caso de crueldad animal ocurrido en Fernández Oro y que tiene como único imputado a Jonathan Jara por la muerte de la perra galgo Estelita.

Según la hipótesis fiscal, las lesiones fueron provocadas de forma intencional por el acusado, quien con su accionar le causó “torturas y sufrimientos innecesarios” conducta que encuadra como el delito de Crueldad animal conforme artículo 3 inciso 7° de la Ley Nacional 14.346.

La Asociación Protectora de Animales de Fernández Oro (APAFO), querellante en la causa, informó por redes sociales que “se estableció la elevación de la causa definitivamente a juicio, se incorporó la prueba documental y testimonial ofrecida por la fiscalía y a la que adhirió también la querella particular, en un plazo de 10 a 60  días aproximadamente tendremos la fecha en la que se desarrollará la primer audiencia”.

El magistrado que intervino en la audiencia aceptó tanto el hecho como la calificación legal del caso y realizó un análisis de los testigos y peritos veterinarios que serán convocados al juicio. En total fueron aceptados doce testigos por parte de la acusación y tres declaraciones fueron las ofrecidas por la defensa.

La defensa por su parte, adelantó que buscará probar durante el debate que el acusado no es el autor del hecho

Jara fue imputado en noviembre de 2020 por crueldad animal en carácter de autor. El 22 de mayo de 2019, entre las once de la noche y la una de la madrugada y en Fernández Oro, ató al paragolpes de su VW Gol color blanco a Estelita, una perra raza galgo, y la arrastró durante varias cuadras. “Su actitud fue registrada por cámaras de seguridad y por teléfonos celulares de ocasionales testigos y sólo se detuvo cuando un taxista lo interceptó y le recriminó la actitud” relató la fiscal Rocío Guiñazú en aquel momento.

Fue la hermana de Jara quien al otro día de lo sucedido pidió la colaboración de una protectora de animales para que la perra sea asistida. La médica veterinaria Marina Marini integrante de APAFO, fue quien atendió a “Estelita”. Las laceraciones en todo su cuerpo fueron gravísimas, y desencadenaron en la muerte de la perra el 4 de agosto, después de casi tres meses de curaciones, tratamiento y cuidado permanente. 

Comentarios

Otras Noticias