La política en Neuquén

Cuenta regresiva para unas PASO deslucidas

Serán 30 días de campaña, con muy poco en juego entre los distintos contendientes. Kirchneristas y macristas alimentando la grieta y el MPN tratando de llevar agua para su molino.
sábado, 06 de julio de 2019 · 00:11

Esta semana comienza formalmente la campaña proselitista de las elecciones Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias que se desarrollarán el próximo 11 de agosto. Un tentempié de lo que debería ser el gran atracón que los mismos actores deberían darse en las generales de octubre. Durante julio no habrá mucho más que eso. Precandidatos de cada espacio político prestando sus figuras para que un electorado, desmotivado y descreído, alcance a olfatear si hay algo distinto o si mantienen la apuesta por lo conocido.

El MPN, con Guillermo Pereyra a la cabeza saldrá a revalidar títulos en una elección que aparece complicada porque va con boleta corta y porque la polarización entre macristas y kirchneristas ya es palpable.

Será un capítulo más que interesante. Un ensayo de cómo el MPN se las ingeniará para captar la mayor cantidad de electores independientes a la propuesta que les acerque el hombre fuerte de Petroleros Privados y actual Senador Nacional.

 

Las dudas

Oscar Parrilli, el aspirante a Senador por el Frente con Todos, hasta el momento no ha mostrado mucho. Habrá que ver para donde sale disparado el hombre de mayor confianza de Néstor y Cristina Kirchner. No será nada fácil el desafío asumido por el exsecretario general de la Presidencia del matrimonio Kirchner. Está ante el gran dilema de plantarse como fiel representante y defensor de los intereses neuquinos, en el contexto nacional, o como un eslabón importante del kirchnerismo en su derrotero contra todo el macrismo y la corporación judicial adicta. No es para menos. Los postulados de Cristina juegan a dos puntas. La máxima aspiración es llegar al gobierno y sino se da se conformará con obtener un numero importante de senadores que le garanticen imponer, a fuerza de votos, las futuras designaciones de jueces en el foro federal. Usted deberá saber discernir qué es lo que hoy más le preocupa “sinceramente” a la señora Cristina.

 

¿Malo pero bueno?

El teorema macrista en Neuquén es mucho más complicado de entender. Resulta que Marcos Peña, que es lo mismo que decir Mauricio Macri, le rogó a Horacio “pechi” Quiroga que aceptara encabezar la lista de candidatos a senadores nacionales por la coalición Juntos por el Cambio. Peña, el mismo funcionario que cuando promediaba fines de febrero de este año sonaba como el principal impulsor del voto seguro en favor del entonces candidato a gobernador por el MPN, Omar Gutiérrez, en detrimento del pretendiente a gobernador local de Cambiemos, el mismísimo Quiroga. Cuesta entender las formas, los modos y hasta los gestos con que el “macrismo” construye cuerpo político y lealtades. Precisamente, esto último pareciera que no figura en el manual de buenas practicas macristas.

Lejos de estar ofendido u ofuscado el actual intendente capitalino disfruta este momento. Ni tan malo antes, ni tan bueno ahora. Goza cada segundo de los que le toca vivir en esta instancia.

El hombre los tiene en un puño, apretará y soltará cuando crea conveniente. Si su performance es buena regular o mala estará ligada a la figura del actual presidente Mauricio Macri. “Acá se vota gestión”, señala una de las personas más ligadas a Quiroga. “Si los neuquinos creen que el actual gobierno nacional no hizo las cosas bien o no cumplió con lo comprometido, el “Pechi” podrá poner todo de sí pero no será garante de revertir sentimientos contrarios”, sentenció un viejo conocedor del “quiroguismo”. En definitiva, si el “macrismo” quiere asegurarse un buen papel en las elecciones de agosto y de octubre tendrá que mostrar compromiso y salir a transpirar la camiseta a la par del aspirante a senador. Por lo pronto, hasta el momento, durante la agenda de Julio no hay un día en el que figure el arribo de algún funcionario nacional de primera línea sumándose a las actividades de campaña de los candidatos locales.

Quiroga es paciente y espera. Ni tan malo antes, ni tan bueno ahora.

 

Votos y territorio

Una reunión en el búnker del líder petrolero indica que, a un mes de las PASO, el veterano senador nacional cuenta con 65 mil votos seguros. La maquinaria está aceitada y lista para salir a operar en territorio. En esa reunión se definió que mientras Pereyra profundiza su presencia en el norte, centro y sur de la provincia, sus equipos de campaña acrecentarán la presencia en las localidades de la Confluencia. En Neuquén se sumarán a la logística que tiene el aspirante a intendente Mariano Gaido. En Plottier harán lo propio con la militancia que trabaja en favor de la candidatura a intendente del actual presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos, Sergio Soto.

Las cartas están echadas. En los próximos 30 días, está en cada uno de los electores tomar distancia, no confundirse por los efectos de la maquinaria propagandística y tratar de dilucidar en donde o en quién está lo distinto que cada uno de nosotros está buscando.

12%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
25%
Tristeza
12%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios