La Política en Neuquén

Gutiérrez y los desafíos de la nueva normalidad

El gobierno de la provincia se adelanta al debate nacional. Profundiza la reactivación económica en todos los rubros. Docentes van al paro por 48 horas.
domingo, 26 de julio de 2020 · 13:30

Fueron 48 horas de sobre exposición. El gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez, encabezó dos conferencias de prensa, en días distintos. Una a mitad de semana y la otra el viernes. En la primera cita se dio cuenta del estado de situación de la provincia frente al coronavirus y al temporal de agua y nieve que castigo fiero a casi toda la provincia. También hubo tiempo para promocionar las últimas decisiones con respecto a incluir a algunas actividades económicas que aún estaban paralizadas o con ciertas limitaciones. Los anuncios fueron muy bien recibidos por los feriantes y los propietarios de bares y restaurantes. No así los hoteleros que aún mantienen sus diferencias de criterio con respecto a cómo establecer el funcionamiento del sector y de qué manera hacerlo más atractivo para los empresarios  y los clientes o huéspedes. La segunda cita fue el viernes y estuvo dedicado a la cuestión educativa y como salir de la cuarentena.  

La firmeza

Algunas semanas atrás el mandatario provincial había encabezado otro encuentro con la prensa en el que había dado a conocer el cronograma y forma de pago de la primera cuota del aguinaldo de este año. Lo hizo una hora antes de que los dirigentes de los gremios estatales se reunieran con integrantes del gabinete provincial. La reunión había sido solicitada a instancias de los gremios y tenía relación con la búsqueda de alternativas para no caer en el pago del aguinaldo en cuotas. El anuncio de Gutiérrez dejó mal parado a sus colaboradores y a la tropa sindical. La señal fue muy clara: lo que se decide no se negocia. El gesto repercutió en las carpas sindicales. UPCN y ATE Neuquén evalúan medidas de fuerza. El sector Salud es un polvorín y se avizoran “movimientos rebeldes” en hospitales que podrían llegar a involucrar el funcionamiento del SIEN. El gremio docente ATEN, esta semana va con un paro de 48 horas y advierte con profundizar las medidas. Lo hace en rechazo al goteo del aguinaldo pero también alertan sobre cuestiones de funcionamiento y aplicación en el sistema educativo “de cuarentena”. Para estos “detalles” el sindicato docente se apoya n la secretaria adjunta Susana Delarriva. Es ella la encargada de ir al cruce con las autoridades provinciales con respecto a los “puntos flojos” que ven en el sistema educativo.  El jueves no habían pasado más de algunas horas tras conocerse la definición del paro de parte de los maestros que el gobierno de la provincia convocó a conferencia de prensa para la media mañana del viernes, fue la última cita de la semana del mandatario provincial. Lo hizo acompañado de la ministra de educación Cristina Storioni. En ese marco presentaron el Protocolo Camino a la Escuela, un compilado de acciones que buscan mostrar el ingreso a la “nueva normalidad”, a todos los integrantes de la comunidad educativa. Un plan sin fecha de inicio. La acción, también, tuvo la intención de opacar el impacto del anuncio del paro docente decidido por ATEN.  Lo anunciado por el gobierno sirve para debatir aspectos ligados a la educación, el regreso a las aulas y la nueva normalidad.

Nueva normalidad

En marzo, los gobiernos trabajaron concientizando a los habitantes sobre los riesgos de contagios que se corrían si no se respetaba el aislamiento. La consigna fue #quedateencasa, ahora los mismos promotores de aquella campaña son los que buscan desdramatizar la apertura general del funcionamiento colectivo, poniendo énfasis en las responsabilidades individuales frente al Coronavirus. Los gobiernos inician el “destete” de millones de argentinos que hasta hoy son prisioneros de las decisiones y humores políticos de los espacios gobernantes. A nivel nacional la situación aún no está clara. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, intenta mantener firme el hastag quédate en casa; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, quiere potenciar más la liberación de todas las actividades económicas; mientras tanto  Alberto Fernández, duda. Las cartas están echadas. Las opciones del momento son dos. Mantener a todos a raya en sus domicilios y con un freno en las actividades económicas o se completa el plan de integración de todos los rubros a la actividad económica y se comienza a trabajar sobre la “nueva normalidad”.  En este capítulo estaría sentado el gobierno de Neuquén. Gutiérrez se adelantó al desenlace de la discusión que hoy mantienen los referentes del gobierno nacional  y provincia de Buenos Aires, por el Frente de Todos; y los de Cambiemos que gobiernan la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Dio un paso más. Libero las actividades que restaban incluir en la economía activa, convocó a más de 1200 organizaciones a participar del debate, en el seno del Consejo Plural Consultivo, del rol del Estado en la nueva normalidad y anticipó sobre la situación económica por la que atraviesa la provincia. En menos de 10 días ha logrado el concurso de más del 40 por ciento de los convocados. El PJ se sumó a la mesa, esta semana, la UCR haría lo propio en breve y así lo harían casi todos los partidos políticos que actúan en la provincia. La Convención del MPN, fue convocada por su presidente Sandro Badilla y emitió un comunicado de respaldo al gobierno de Omar Gutiérrez  decidió la, obvia, asistencia al Consejo Consultivo.

La resistencia

Los gremios del sector privado, los más representativos y la CGT, serán del convite; no así los más pesados del ámbito estatal que aún no digieren el pago del aguinaldo en tres cuotas. Mientras el sindicalismo privado hace malabares para mantener vivas las fuentes de trabajo, los empleados del Estado insisten con el pago de aguinaldo de una sola vez. Situaciones que plantea la nueva normalidad y que habrá que discutir con la intervención de todos los sectores, incluidos los empleados estatales “damnificados”. Dicho esto, tenemos que concluir en que el gobierno neuquino ha dado el primer paso en la búsqueda de la post pandemia. Al principio deberá afrontar un sinnúmero de reproches, algunas decepciones y también, por qué no, unas “cuantitas” traiciones. El éxito dependerá de la firmeza con la que el gobernador, Omar Gutiérrez,  mantenga el rumbo hacia el escenario posterior a la pandemia. En el ámbito de Neuquén capital, la situación se percibe más distendida. El intendente, Mariano Gaido, pagó los salarios y primera cuota de aguinaldo en tiempo y forma; obtuvo el aval de los concejales para tomar crédito de  5.200 millones de pesos y comenzó a trabajar en la ejecución de las primeras obras incluidas en el Plan Capital que en los próximos 2 años, se estima, generarán más de 3 mil puestos de trabajo de manera directa e indirecta. En el MPN, nada es casual, todo es de laboratorio y lo que se anuncia o aplica, seguramente fue pensado, analizado y ensayado; algún tiempo atrás.

Billetes para todos

Esta semana el gobierno nacional confirmó la extensión, hasta fin de año,  del Programa de ATP, Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.  El Presidente, Alberto Fernández, lo comunicó esta semana en una videoconferencia que compartió junto a empresarios PyMES y sindicalistas. El programa será aplicado por cuarto mes consecutivo y se mantendrá vigente hasta fin de año, solo para aquellas empresas que continúen en situación crítica. El ATP es una herramienta de auxilio financiero del gobierno nacional para que los empresarios hagan frente a la liquidación de los sueldos de sus empleados. Una parte la abona el Estado y un porcentaje restante está a cargo del empresario-empleador. Vale decir que es dinero que la empresas toman y que en un futuro deberán devolver. En la provincia de Neuquén el sector privado tiene un total de 110 mil empleados, en la actualidad la mitad están incluidos en el ATP. De la otra mitad una parte se auto sustenta y otra porción está a la deriva por no cumplir con los requisitos que demanda la operatoria, mayormente se trata de actividades o empleados no registrados. La mitad de los empleados privados del sistema neuquino navegan en la incertidumbre que plantea la salida de la cuarentena sin apoyo del Estado. Setiembre será la prueba de fuego. En el plano estatal la situación no es tan distinta. En la actualidad la provincia tiene una plantel de 60 mil empleados activos y 25 mil jubilados. La administración neuquina, para abonar los últimos 4 meses de salarios, tuvo que hacer frente al pedido de auxilio del tesoro nacional. Hasta el momento se calcula que Nación le  ha girado más de 12 mil millones de pesos. Así y todo, no alcanzó para pagar el aguinaldo de una sola vez. La caja sigue siendo grande en tamaño pero las pocas monedas almacenadas cada vez hacen más ruido y le quitan el sueño a más de un funcionario provincial. Si la situación se agravara estaríamos ante un cuadro social de imprevisibles consecuencias. Los salarios del ámbito estatal y privado están siendo sostenidos con dinero ficticio. Partidas dinerarias que vienen desde la teta del Estado nacional que lo hace a partir de emitir moneda sin respaldo. El costo será muy severo cuando promedie la salida de la pandemia y estemos a mitad de camino de la nueva normalidad. Todos estos temas forman parte del diseño que el gobierno neuquino tiene para trabajar en el seno del Consejo Plural Consultivo. Debates que pueden llevar a la toma de decisiones de políticas públicas duraderas o durar el tiempo que usted y yo consumimos cada vez que respiramos. Desafíos de la nueva normalidad. Omar Gutiérrez ha dado la primera señal, el tiempo pasa y la idea madura.

Galería de fotos

Valorar noticia

Comentarios