RÍO NEGRO

La gobernadora Carreras solo piensa en verde

Continúa con sus viajes por el Hidrógeno Verde mientras en la provincia los conflictos se multiplican.
domingo, 5 de junio de 2022 · 00:00

Hace unas décadas que una conocida cerveza nacida en Amsterdam promocionaba sus productos con un slogan con el que logró ganar mercado al hacer referencia al color de sus botellas. "Piensa en verde", rezaba la frase que se veía en cada una de las publicidades. Como detenida en el tiempo, Arabela Carreras recordó aquello y solo habla de ese color y los 8.400 millones de promesas en billetes del mismo tono que podrían significar la salvación de su gestión.

Desde hace algún tiempo, sobre todo desde que se convenció que su imagen política se desvanece mientras tacha los días que le quedan en el poder, la gobernadora plantea el proyecto de Hidrógeno Verde como su redención. Sin dudas que a cualquier administrador provincial le seduce la posibilidad de contar con semejante inversión internacional en su territorio, pero ante la imposibilidad de avanzar, hoy solo se plantea como una salvación mágica, porque los australianos de Fortescue esperan sin respuestas el tratamiento en el Congreso de la ley de promoción que permita empezar a invertir en Río Negro con muy buenas ventajas.

Tanto apuesta Carreras al Hidrógeno Verde, que deja en un segundo plano cualquier cosa que pase dentro de los límites provinciales. Ya lo demostró hace poco más de un mes, cuando en plena demanda de los estatales por aumento salarial, se fue a Israel para ver (en vivo y en directo) como es la planta de desalinización del agua, sin importarle que miles de niños no tenían clases por los paros docentes. Luego sumó más millas con su viaje a España, para lograr la foto con el billonario australiano Andrew Forrest y decirle que ella en persona se está ocupando de su llegada a Sierra Grande.

Esta semana también le dio prioridad a la agenda del Hidrógeno Verde y se olvidó de que echó a su ministra de Educación y anunció que el 1 de junio debía asumir su reemplazante, el cipoleño Pablo Núñez, quien aún no juró. No hay información oficial por parte de la cada vez más nutrida secretaría de Comunicación de los motivos por el cual la echada Mercedes Jara Tracchia sigue firmando las resoluciones que no pueden esperar la llegada del nuevo titular.

Mientras el sindicato UnTER plantea la desidia en la cartera y le exige a la gobernadora que se quede al menos un día en Río Negro para poner en funciones a su nuevo ministro, trascendió que Núñez condicionó su llegada con el ingreso de su gente de confianza y pidió la renuncia de unos 30 funcionarios del Ministerio de Educación. Algunos, sin respaldo deberán irse, otros con mucha más suerte como el actual viceministro Adrián Carrizo tendría el pase asegurado a Infraestructura Escolar, el sector que maneja los millones de pesos que se destinan a obras que pocas veces se concretan de la manera proyectada y en los tiempos necesario para no perder días de clases.

El caso de Carrizo es llamativo, como tantas otras cosas en el gobierno de Arabela Carreras. Sólo hay que recordar que antes de una asamblea del sindicato, fue escrachado mientras adoctrinaba docentes cercanos a Juntos Somos Río Negro para copar la asamblea de Roca y dar vuelta el mandato que mantenía un paro de actividades. Esa falta de cintura costó varios días sin clases.

Carreras estuvo de gira por Buenos Aires para lograr la candidatura de Bariloche como sede de la Expo Internacional Especializada 2027 para tratar asuntos relacionados con el desarrollo sostenible y que se desarrolla durante 3 meses. La elección será dentro de un año y la ciudad rionegrina competirá contra Minnesota, en Estados Unidos; Phuket, en Tailandia; Belgrado en Serbia y Málaga, en España. 

Sin respuestas, el nuevo gremio ASSPUR anunció otra semana de paro en los hospitales y cortes de ruta. Si bien logró ser escuchado por el ministro de Salud Fabián Zgaib, luego que la propia mandataria le ordenara la semana pasada no recibirlos, las promesas no alcanzaron para que levanten las medidas.

Encima, en medio de tanto viaje y tanto conflicto, el ministro de Economía Luis Vaisberg reconoció sin filtro que Río Negro tendrá problemas para pagar la primera cuota del aguinaldo el mes próximo. El funcionario del riñón de Carreras no está de acuerdo con la pauta salarial que debió firmar presionado por la inflación, los paros y las declaraciones explosivas de la gobernadora que calentaron más de la cuenta la negociación, y lo dejó en claro al blanquear que los porcentajes que se liquidan este mes significan 940 millones de pesos más que en abril y para julio habrá que sumarle a la pauta de 8 mil millones, unos 650 millones más, además necesita casi 4.500 millones para cubrir la primera parte del Sueldo Anual Complementario. Y en septiembre la segunda cuota anual del Plan Castello.

Todo esto apura a la mandataria. Es consciente de que mientras más rápido la promesa de Hidrógeno Verde se transforme en realidad, aunque sea en una mínima expresión, tendrá con qué pelear un lugar más importante cuando expire su mandato. Parafraseando a otra bebida de latita verde, le hace caso a su sed de poder y de permanecer.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias